abc Radio


A partir del 30 de junio, 3.8 millones de pensionados podrán cobrar su prestación correspondiente al mes de julio: IMSS

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informa que a partir del martes 30 de junio, los 3.8 millones de pensionados podrán disponer de esta prestación económica correspondiente al mes de julio, esto, debido a los procesos operativos de la Tesorería de la Federación (TESOFE) para la dispersión de los recursos.

En este sentido, a fin de evitar aglomeraciones y reducir riesgos de contagio de COVID-19, el IMSS exhorta a la población pensionada mayor de 60 años no acudir a las ventanillas bancarias y cajeros automáticos el mismo día de pago.

 

Por ello, el Instituto propone a este sector opciones para disponer o utilizar sus recursos, tales como: cobrar los días siguientes a la fecha de pago y seguir los protocolos sanitarios que llevan a cabo las instituciones bancarias, así como realizar compras con tarjetas bancarias en establecimientos autorizados.

 

También pueden retirar los recursos en tiendas de autoservicio autorizados por sucursales bancarias y hacer uso de los servicios de banca en línea para el pago de bienes y servicios.

Por otra parte, se informa a la población pensionada con préstamos a cuenta de pensión, que en julio de 2020 continuará el beneficio de suspensión de descuentos para aquellos préstamos otorgados por parte del Instituto o devolución de los mismos para los créditos otorgados por una entidad financiera en convenio con el IMSS.

 

Es importante aclarar que dicho beneficio no aplica a aquellos préstamos que los pensionados adquirieron de manera directa con entidades financieras sin convenio con el IMSS, tiendas de autoservicio u otros de la misma índole.

 

El Seguro Social pone a disposición de los pensionados o sus familiares el número gratuito 800 623 2323 (opción 3) correspondiente a “Pensionados” para ser atendido por un representante del Instituto, quien resolverá sus dudas y orientará sobre estas medidas de apoyo para la economía familiar y hacer frente a la situación de salud que se vive en el país.