abc Radio


Ahoga la Policía Federal a Turissste

La Policía Federal es el mayor deudor de Turissste, con una deuda de alrededor de 300 millones de pesos por concepto de boletos y hospedaje destinados a elementos de seguridad que fueron asignados a diferentes operativos en los estados de la República.

Desde el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, el cuerpo de seguridad comenzó a contratar a Turissste para transporte y hospedaje de la Policía Federal, esto por medio de contratos de seis meses donde no se liquidaban los servicios de manera inmediata, sino por créditos, según explicaron fuentes cercanas a Turissste.

Al operar como una agencia de viajes privada, Turissste debe de liquidar boletos y hospedajes en máximo una semana. En cambio, los pagos de la Policía Federal llegan meses después, cuando la secretaría encargada del cuerpo de seguridad (ya sea Seguridad Pública o Gobernación) liberara los recursos necesarios para cumplir con sus adeudos por estos conceptos.

Estas condiciones desventajosas limitan los ingresos del área, y esto se refleja en las finanzas del ISSSTE que al ser dueña de Turissste, termina por absorber estas deudas. Al concluir el contrato de seis meses, y ante las deudas contraídas, la Policía Federal iba a la iniciativa privada para comprar los paquetes para sus elementos. Una vez que bajaban las deudas ante Turissste, regresaban al organismo estatal para volver con la misma práctica. Por estas prácticas es que existe la deuda, explicó la fuente consultada.

El lunes pasado, el director del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez, dijo que los pasivos de Turissste ascendían a los 600 millones de pesos, esto debido a que funcionarios públicos de pasadas administraciones la usaron como tarjeta de crédito.

Foto: Javier Valle

“Hemos abusado de los servicios, desviaron a Turissste, lo desviaron, no era una agencia de viajes, Turissste es un área que se dedica a dar turismo social al trabajador, no un área que se dedicara a vender viajes a los funcionarios no es para competir como una agencia de viajes”, dijo el encargado del ISSSTE.

EL CASO DE JALISCO

De 20 hoteles con los que Turissste mantenía convenio en Jalisco, la Policía Federal concentraba su personal en al menos cinco de ellos, con categorías de tres a cinco estrellas, de algunos de los cuales terminaron echándolos por adeudos de hasta dos millones de pesos.

Miguel Ángel Fong, presidente de la Asociación de Hoteles de Jalisco, confirmó que llegaban entre 800 y mil cada mes, a la capital del estado. Hoy se encuentran concentrados en dos de ellos: Nueva Galicia y el Carlton. Aunque aseguran que son muchos menos en Zona Metropolitana, otros se encuentran desconcentrados en municipios del interior del Estado.

Desde junio de 2016 -cuando se firmaron algunos convenios de Turissste con hoteles de la ciudad- hicieron de al menos cinco de ellos sus bases de operación y de descanso. Sin embargo, a decir de algunos empleados de estos hoteles, después de estar dos semanas o hasta un mes, recibían órdenes y, sin decir palabra alguna, se retiraban del hotel. A algunos de ellos ya nunca más los volvían a ver.