abc Radio

Apuñaló a su hija, además de darle raticida porque no se moría

  • Alejandra Trujillo
  • Martes 22 de octubre de 2019
  • en ABC Noticias

Asegura la policía que más que por pobreza, mató a sus hijos por celos

Álvaro Velázquez | La Prensa

NAUCALPAN, Méx., 22 de Octubre.-La mujer que enveneno a sus tres hijos y luego suicido, sometió a cruel tortura a su menor hija, pues al darse cuenta que con la dosis de veneno que le dio a tomar no se moría, de manera despiadada le asestó varias puñaladas en el pecho, hasta que la mato.

Así lo dieron a conocer autoridades ministeriales del centro de justicia de Naucalpan, quienes revelaron que de acuerdo a las declaraciones que hicieron familiares de dicha mujer, si bien era cierto que enfrentaba problemas económicos, la realidad es que increíblemente mato a sus hijos y luego se suicido, ¡por celos¡, ya que pensaba que su pareja sentimental, un policía municipal de Naucalpan, la engañaba con otra mujer.

Señalaron que la desequilibrada mujer era muy violenta y celosa capas de hacer cualquier atrocidad como lo hizo por celos, por eso, dijeron, el padre de sus hijos la dejó porque ya no aguanto sus celos enfermizos.

El día de los mortales hechos, dijeron, la desequilibrada mujer le hablo por teléfono a su actual pareja sentimental, el policía municipal, y como este le dijo que estaba ocupado y le colgó y le hablo en dos ocasiones más y tampoco le contesto, le advirtió que se iba a arrepentir.

Luego de ello, fuera si de si, cegada por los celos como era su costumbre porque pensaba que la engañaba con otra mujer y por eso no podía contestar, llevó acabo su macabro plan.

Con toda la calma hizo que sus hijos redactaran un recado póstumo, donde le manifestaban a su pareja sentimental “que se iban a lugar muy bonito”, luego ella hizo lo mismo, y redacto otro recado póstumo, donde explicaba todas las actividades que tuvo durante el día y explicaba por qué tomo la drástica determinación, “porque pensaba que su pareja la engañaba con otra mujer”.

Después sobrevino la tragedia, les dio a tomar a sus hijos en vasos con agua veneno para ratas y los acostó a dormir.

Autoridades ministerial, dijeron, que debido a que la mujer se dio cuenta que su hija la mayor aún estaba viva y a pesar de la dosis e veneno que le dio no moría, de la manera más cruel y salvaje le asesto varias puñaladas en el pecho hasta que finalmente la mato.

Luego, la desequilibrada mujer también tomo veneno y enseguida se quito la vida al colgarse con un lazo al cuello en la puerta de la entrada de su casa, donde su media hermana y su ex esposo la encontraron y descubrieron el aberrante hecho que se había registrado en dicho inmueble, ubicado en el poblado de San Francisco Chimalpa que causo gran conmoción entre los vecinos