abc Radio

Base naval será refugio para migrantes

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador acondicionará la Estación Naval ubicada en Colombia, Nuevo León, como albergue temporal para atender a los solicitantes de asilo extranjeros que las autoridades estadounidenses devuelven por la frontera a Tamaulipas.

Ello con el fin de que no queden a merced de las bandas del crimen organizado que operan en esa entidad, dedicadas a la extorsión y secuestro de indocumentados.

Ante el anuncio hecho hace unos días por Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), sobre convertir la estación naval en albergue, la Semar señaló que dicho inmueble no es suyo y que está en proceso de traspasar las instalaciones al gobierno de Nuevo León. “Entendemos que el albergue para migrantes todavía no es un hecho, sino una posibilidad, pero si nos informan que se acondicionaría para ello, entonces aceleraríamos los proceso para la entrega del inmueble”, señalaron autoridades de la Secretaría de Marina consultadas por este diario.

TIENE TRES ÁREAS DE ALOJAMIENTO

La estación naval representó una inversión de 48.7 millones de pesos y está equipada con dos áreas de alojamiento para hombres y una de mujeres; guardia en prevención; comandancia; enfermería; comedor y cocina; helipuerto; patio de honores; subestación eléctrica; cisterna y barda perimetral.

Sólo quedó pendiente la entrega de la segunda fase, programada para 2016. El 23 de diciembre de 2014, a través de la suscripción de un contrato de donación, la Corporación para el Desarrollo de la Zona Fronteriza de Nuevo León (CODEFRONT) donó a Título Gratuito al Gobierno de la República y con destino a la Semar, el inmueble a fin de que fuera utilizado como una “Estación Naval”, que contribuyera al desarrollo de la Armada de México para el cumplimiento de sus facultades y atribuciones, con el fin de incrementar la seguridad de los habitantes de la zona fronteriza de ese Estado.

ÚNICO PUENTE INTERNACIONAL

Así, en 2015 arribaron a dicha Estación Naval 150 efectivos para apoyar en labores de vigilancia, toda vez que en Colombia, de Anáhuac, se ubica el único puente internacional que tiene Nuevo León, donde hay un promedio diario de dos mil cruces hacia Estados Unidos.

No obstante, al consultar a la Secretaría de Marina sobre el predio, informó que desde la suscripción del contrato de donación del terreno y hasta el día de hoy, “no hemos recibido ningún título de propiedad”.

La Secretaría de Marina (Semar) señala que si bien la Estación Naval continúa a su cargo, ya recibieron la orden de que los infantes ahí destacados se incorporen a sus unidades en el sector naval de Matamoros, Tamaulipas.

Aunque dicen desconocer los planes a futuro que tenga el gobierno del estado para el predio, refieren que el proceso de entrega está por concluir.

EN ESPERA DE LA GUARDIA NACIONAL

En tanto, se espera la llegada paulatina de 475 elementos de la recién creada Guardia Nacional a la zona y no se descarta que estos efectivos apoyen en el establecimiento y vigilancia de lo que sería el nuevo albergue migratorio.

De acuerdo con la aprobada ley de la Guardia Nacional, conformada por policía militar, naval y policía federal, tendrán atribuciones para detener y vigilar a los migrantes y extranjeros que no cumplan con la ley para ingresar al país de forma legal y tienen la encomienda de respetar e informarles en todo momento de sus derechos.

La legislación señala que sus elementos podrán ejecutar operativos en aduanas, garitas, parques, ríos, espacios urbanos e inmuebles para evitar que la migración se convierta en un problema de seguridad pública en toda la región.

CON LICENCIA PARA PEDIR DOCUMENTOS

Según el Artículo 9 de dicha ley, este cuerpo de seguridad podrá, además: “Realizar, en coordinación con el INM, la inspección de los documentos migratorios de personas extranjeras, a fin de verificar su estancia regular, con excepción de las instalaciones destinadas al tránsito internacional de personas y, en su caso, proceder a presentar a quienes se encuentren en situación irregular para los efectos previstos en la ley de la materia”.

A petición del Instituto Nacional de Migración (INM) tiene, también, la facultad de apoyar en los aseguramientos que realice el instituto así como hacer el resguardo de las estaciones migratorias y de los extranjeros que en ellas se encuentren.