abc Radio

CNDH y SRE unen fuerzas ante crisis migratoria

El canciller Marcelo Ebrard se reunió ayer con el titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, con el objetivo de fortalecer la coordinación e interacción entre ambas instituciones para prevenir violaciones a los derechos humanos de los migrantes.

De acuerdo con la dependencia que encabeza Ebrard Casaubón, durante el encuentro, celebrado en la sede de la cancillería, el presidente dela CNDH realizó una serie de propuestas para mejorar la protección de los mexicanos migrantes en EU y se acordó trabajar coordinadamente para garantizar los derechos humanos de los centroamericanos que utilizan México para intentar llegar a la Unión Americana.

González Pérez, según un comunicado de la cancillería, que emitió cinco horas después del encuentro, reconoció el esfuerzo del gobierno federal por proteger a los migrantes, mientras el canciller agradeció la visita y el interés de la Comisión Nacional para coadyuvar coordinadamente en este esfuerzo.

En el encuentro, la SRE y de la CNDH acordaron trabajar de manera conjunta para dar respuesta a la crisis migratoria, pues el flujo, particularmente de centroamericanos, ha ido en aumento.

La reunión privada, que duró alrededor de una hora, comenzó con Ebrard y González, y luego se les unieron el subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, y el Quinto Visitador y Experto Independiente del Comité de Migrantes de la Naciones Unidas, Edgar Corozo.

Los titulares de la SRE y de la CNDH se reunieron luego de que la Comisión emitiera medidas cautelares para que la Guardia Nacional y la Policía Federal respeten los albergues de migrantes, tras acusaciones de organizaciones civiles de que ambas corporaciones han intentado hacer revisiones en los recintos.

PROTECCIÓN A LA ITALIANA

El encuentro de los titulares de la SRE y de la CNDH tuvo lugar minutos después de que el responsable de la diplomacia mexicana encabezara el lanzamiento del Modelo de Cuidados Alternativos para Niñas, Niños y Refugiados, con el que pretenden mejorar las condiciones de los infantes migrantes no acompañados, cuya cifra en nuestro país se triplicó en el primer cuatrimestre de este año con relación al mismo periodo de 2018.

“Cuando hay voluntad y una ruta, llegaremos a buen puerto”, dijo el responsable de guiar la política exterior.

Inspirado en la Ley Zampa, la legislación adoptada por Italia en 2018 para proteger a más de 20 mil menores que llegaron a sus costas, la prioridad es la atención para aquellas niñas, niños y adolescentes que están en situación de migración no acompañada, así como garantizar su derecho a vivir en familia, su integración a la comunidad y gozar de un futuro productivo, dijo María del Rocío García Pérez, titular del Sistema Nacional para el Desarrollo de la Familia.

Para ello, explicó que el Modelo contempla cuatro etapas, ente las que destacan que los menores puedan ser adoptados, de manera temporal, por una familia que satisfaga las necesidades cognitivas, afectivas, educativas y sociales de los niños, quienes quedan integrados a un núcleo familiar.

“Nuestra encomienda es asegurarles protección integral, la restitución de sus derechos y la prevención de factores de riesgo físicos, psicológicos o emocionales, por ello el modelo contempla la identificación de opciones específicas de cuidados alternativos para niñas, niños y adolescentes no acompañados migrantes, solicitantes de asilo y refugiados”, dijo.

En su intervención, Dora Giusti, jefa del Programa de Protección del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), destacó que, de octubre de 2018 a febrero de 2019, fueron detectados en México más de 14 mil niñas, niños y adolescentes, de los cuales casi 4 mil viajaban sin compañía.

De enero a mayo de 2019, han sido deportados poco más de cinco mil menores desde Estados Unidos.