abc Radio


Crea la UNAM prototipo de hisopo, con materiales biodegradables, para prueba de diagnóstico de covid-19

El Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología (ICAT) de la UNAM diseñó un prototipo de hisopo y su frasco transportador para la toma de muestras de diagnóstico de COVID-19, a través de una prueba de PCR; esta herramienta ha sido desarrollada por el equipo de Insumos e Instrumentación de esta casa de estudios para atender la emergencia sanitaria.

 

El Grupo de Dispositivos Biomédicos, a cargo de Celia Sánchez, y con la colaboración de estudiantes, diseñó un hisopo hecho con material biocompatible y biodegradable, lo que aporta mayor seguridad al personal de salud durante la toma de muestras. El material seleccionado disminuye el impacto al medio ambiente tras el confinamiento de los desechos después del tratamiento de sanitización, proceso obligatorio en la reglamentación de salud.

 

 

Los hisopos, producidos de manera sencilla con impresión 3D, representan una alternativa con posibilidad de fabricación en México, por lo que su uso en hospitales de todo el país podría ser accesible y rápido. El prototipo no pretende replicar los modelos existentes.

 

Esta innovación universitaria busca mitigar la falta de este insumo básico en la prueba de detección de COVID-19, propiciada por la excesiva demanda a nivel global y la restricción en su comercialización por parte de compañías internacionales.

 

El hisopo está en fase de validación tecnológica y se prueba en diversos hospitales públicos y laboratorios, tanto de la UNAM como externos; se espera que en corto plazo se tengan los resultados que confirmen su viabilidad.

 

Una vez aprobado, se pasaría a una etapa de producción masiva, en colaboración con empresas de impresión 3D, lo que facilitaría la realización de un mayor número de pruebas para detectar a personas infectadas con el virus SARS-CoV-2.

 

El prototipado por impresión 3D se ha convertido en una herramienta útil en el diseño y fabricación rápida de insumos en diversas industrias, además de ofrecer la posibilidad de utilizar materiales plásticos con diferentes características, por lo que resulta una propuesta innovadora con posibilidades de aplicación en industrias como la alimentaria y de sanidad.

 

Con este desarrollo, una vez más la Universidad Nacional Autónoma de México pone sus capacidades al servicio de la sociedad y de la población; en este caso para proponer soluciones a los retos de la pandemia.