abc Radio

Detienen a exdirector de Odebrecht, Mauricio Ferro, en Brasil

EFE

El exdirector jurídico del grupo constructor brasileño Odebrecht Mauricio Ferro fue detenido este miércoles en Sao Paulo en una nueva fase de la operación anticorrupción ‘Lava Jato’, apuntado de entregar coimas a los exministros Antonio Palocci y Guido Mántega.

Ferro fue arrestado por agentes de la Policía Federal (PF) en el marco de la fase número 63 de la gigantesca operación que se desarrolla desde 2014 y que ha salpicado a políticos, autoridades y empresarios no solo de Brasil sino también de países en los que Odebrecht y otras constructoras tenían operaciones.

El exejecutivo es casado con Mónica Odebrecht, una de las herederas del grupo constructor y hermana de Marcelo Odebrecht, expresidente de la compañía y apuntado como el principal articulador del esquema de corrupción que comenzó enquistado en la petrolera estatal Petrobras.

Considerado como uno de los principales nombres del grupo Odebrecht, Ferro fue uno de los pocos altos ejecutivos investigados que no se acogió a un acuerdo de delación premiada para buscar reducir sus penas en caso de condena.

En total 88 exdirectivos, entre ellos Marcelo Odebrecht, firmaron la colaboración.

En la operación de este miércoles, realizada en Sao Paulo (sudeste) y Salvador (nordeste), la PF busca también al abogado Nilton Serson, apuntado de haber prestado el nombre de su bufete para filtrar sobornos que supuestamente fueron entregados a Palocci y Mántega, acusados formalmente en la ‘Lava Jato’.

Palocci fue ministro de Hacienda en el Gobierno del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y de Presidencia en el de su sucesora Dilma Rousseff, mientras que Mántega ocupó la cartera ministerial de Hacienda con ambos exmandatarios.

En la ‘caja 2’ de Odebrecht los exministros Palocci y Mántega eran identificados, respectivamente, como ‘Italiano’ y ‘Pos Italia’.

El operativo también cumple una orden de registro contra Bernardo Gradin, expresidente de la petroquímica Braskem, la mayor de América Latina y controlada por Odebrecht y Petrobras.

Los arrestados deberán ser trasladados a la ciudad de Curitiba (sur), donde se concentran las investigaciones de la ‘Lava Jato’.