abc Radio


El machismo mata, destruye las vidas de las mujeres y limita el desarrollo de nuestro país: Olga Sánchez Cordero

  • Tania Aviles
  • Miércoles 25 de noviembre de 2020
  • en ABC Noticias

En este Día Internacional de la eliminación de la Violencia contra las Mujeres, la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero,  aseguró que se trata de una fecha emblemática para los movimientos de las mujeres en todo el mundo, y se da inicio a 16 días de activismo,  establecidos por la Organización de las Naciones Unidas, contra las violencia hacia las mujeres, con una serie de actividades que culminan el 10 de diciembre que es  el Día Internacional de los Derechos Humanos.

 

Este es parte discurso que pronunció la secretaria durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador:

 

El machismo mata, destruye las vidas de las mujeres y limita el desarrollo de nuestro país. No permitamos que la discriminación condicione el acceso a las oportunidades, olvidemos los prejuicios y estereotipos, el cambio está en nosotras. El futuro que juntas y juntos queremos para las mujeres y las niñas depende de nuestras acciones. Que el mundo se estremezca y generemos el cambio cultural que resuene a lo largo de la estructura social y del tiempo.

 

No es momento de temer o actuar a medias, por mi parte les digo, si no hiciera lo que estoy haciendo no tendría cabida en esta Cuarta Transformación.De nada sirvieron los principios y derechos plasmados en la ley si no podemos garantizar que una mujer regrese segura a su casa.

 

La sociedad nos exige, la sociedad nos dice ya basta; y como Gobierno de México nos sabemos obligados a evitar la reproducción de un sistema cultural machista, patriarcal. Tejamos alternativas para la paz desde las capacidades que tenemos y actuemos desde el poder personal y colectivo, aportando, exigiendo, colaborando, con firmeza y flexibilidad, pasión y empatía, inteligencia y tenacidad para defender los derechos de todas.

 

 

 

Esta administración pasará a la historia como una administración comprometida con la igualdad, aquí hay una muestra de ello.Todos y todas formamos parte de este proyecto y no dejaremos a nadie atrás ni nadie afuera.

 

Reconocemos que la prevención y atención de las violencias contra las mujeres y las niñas son un gran reto porque están en todas partes; en los hogares, en los centros de trabajo y nuestra convivencia diaria. Por eso trabajamos para cerrar las brechas de desigualdad e impedir que la cultura de abuso del poder siga vigente en nuestras dinámicas personales, familiares y colectivas.

 

Por eso, es momento de decir basta, basta de feminicidios, basta de la violencia política contra las mujeres por razón de género, basta de las agresiones cotidianas, basta a las desapariciones y abuso sexual de niñas y mujeres; y digamos sí a la igualdad.  Reconozcamos que todas y todos tenemos los mismos derechos y al feminismo como una forma de vivir y actuar a favor de los derechos y la igualdad.  Nuevamente les reitero la Cuarta Transformación es feminista.

 

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante la última década las mujeres en México han sufrido diversas violencias que dan clara idea de un fenómeno estructural que debemos atender ya, y que estamos atendiendo. Seis de cada 10 mujeres han vivido algún tipo de violencias, ocho de cada 10 mujeres sienten temor de ser agredidas física o verbalmente al transitar por las calles. Cada 32 días niñas de entre 10 y 14 años se convierten en madres, por supuesto, son víctimas violencia.

 

En el ámbito escolar una de cada cuatro mujeres ha sufrido violencia, observándose mayor prevalencia de violencia sexual.  La actual pandemia nos ha enseñado que aún en situaciones de crisis, la violencia no para y tiende a aumentar.  Cada año en México son asesinadas aproximadamente 3 mil 800 mujeres, niñas y adolescentes.  Los datos nos demuestran que innegablemente México está enfrentando un importante problema de violencia contra las mujeres y niñas. La actual pandemia nos ha demostrado que la violencia contra las mujeres y las niñas es un asunto de alta prioridad.

 

Este tema es una prioridad pública. Necesitamos visibilizar, prevenir y atender la violencia antes de que esta ocurra, pero también sancionarla, aunque ninguna reparación podrá resarcir de manera total el daño ocasionado.   Tenemos una deuda histórica con las mujeres, en especial con las víctimas de violencias y no podemos permitir la impunidad, pero tampoco lo permitiremos ni lo haremos.