abc Radio


El presidente no es un caso sospechoso de COVID-19

Ante el cuestionamiento de la prensa por el encuentro que sostuvo hace unos días el presidente Andrés Manuel López Obrador, con el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, quien dio positivo a COVID-19, el presidente no se considera como un caso sospechoso, aseguró Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

 

“El presidente no es un caso sospechoso, no cumple la definición, no sabemos si en el momento que hubo la cercanía entre el gobernador y él, el gobernador que ha sido positivo a COVID-19 tenía síntomas”, detalló.

 

Reyes Terán recordó que el fin de semana se le tomó la temperatura en los aeropuertos y salió normal, por lo que dijo, no existe riesgo alguno para López Obrador mientras no tenga síntomas. “Si no tenía síntomas sería poco probable que pudiera, y sobre todo si no hubo acercamiento de un metro y medio o menos, la posibilidad de que pudiera tener la infección es baja”, aseguró.

 

 

 

Sobre el número de pruebas que se están realizando en México a comparación de otros sitios, señaló que esto es decisión de cada país.

“Yo creo que se ha hablado ya mucho sobre las pruebas, hay países que hacen más pruebas que otros, hay países con muchas pruebas que no han controlado la enfermedad y así sucesivamente podemos ver todos los escenarios que han existido , pero creo que en lo que coinciden en todos los países que han controlado la enfermedad ha sido la distancia física, la sana distancia, en donde se ha demostrado que realmente es lo que contribuye en la mayor extensión para evitar que existan casos graves y, por tanto, que exista un número alto de muertes en un país”. Concluyó.