abc Radio


El reto de llevar la vida de Simone de Beauvoir a escena llega a la plataforma Cocinar el teatro

Un momento específico en la vida de la escritora y pensadora francesa Simone de Beauvoir, en el que se debate entre el amor de pareja o seguir su vocación literaria, es el que plantea el monólogo Manual para mujeres infames, de la dramaturga Karin Valecillos, quien junto con la directora Luciana Silveyra y la actriz Carla Müller explicarán el proceso de creación de esta puesta en escena como parte del programa Cocinar el teatro. Laboratorio de procesos creativos.

En este espacio virtual, impulsado por la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Teatro, las creadoras compartirán con el público el origen de este proyecto, el cual nació en 2016 en Caracas, Venezuela, cuando la actriz Carla Müller se acercó a la dramaturga y guionista Karin Valecillos con la intención de crear una historia que reflejara la necesidad de la actriz de hablar sobre sus cuestionamientos como mujer y artista.

El video sobre el monólogo Manual para mujeres infames estará disponibles a partir del 21 de julio en el sitio web: teatro.inba.gob.mx/cocinarelteatro.

Un personaje emblemático con un dilema actual

Después de un trabajo de escrutinio de personajes históricos, Carla Müller y Karin Valecillos eligieron a Beauvoir por la especial vigencia de su legado para debatir en un monólogo acerca de la confrontación de elegir la vocación que da sentido a la vida de una persona y el amor en pareja.

Simone de Beauvoir es considerada uno de los pilares del movimiento feminista. Tuvo gran reconocimiento dentro del círculo existencialista del que formaba parte por su activo compromiso social y político con el papel de la mujer en la sociedad. Como escritora abordó la novela, el ensayo y las memorias, principalmente. Sin embargo, en el monólogo también es representada como un ente frágil, plagado de dudas y contradicciones.

Müller y Valecillos tomaron un momento específico y crucial de la vida de Simone de Beauvoir: cuando tuvo la posibilidad de viajar a Estados Unidos con su gran amor Nelson Algren o quedarse en París y continuar con su oficio como escritora al lado de su otro gran amor y mentor, Jean Paul Sartre.

Sobre el reto de elegir un momento específico de la vida de un personaje por demás polémico, amado en ocasiones pero odiado en otras, Karin Valecillos comentó: “Siempre es difícil elegir un momento en la vida de un personaje, pues se puede caer en la tentación de querer contar toda su vida”.

“¿De dónde podríamos tomar una historia que le hablara a la mujer de hoy en día?”, continuó Valecillos. “Hicimos una gran indagación hasta que encontramos las cartas que ella se escribía con Nelson Algren. Nos interesó porque definitivamente plantea un dilema que se le sigue presentando a la mujer actual: el tener que tomar una decisión entre su vocación y el amor”.

Montaje y trayectoria de las integrantes

Junto con la directora del monólogo, Luciana Silveyra, Müller y Valecillos detallan en esta serie de videos el tema de la obra y cómo se gestó, los procesos de ensayo y la búsqueda del personaje, el reto de interpretar a Simone de Beauvoir, así como aspectos específicos del montaje, como la idea principal, la paleta de colores y la economía de recursos; además, se incluye una charla sobre la creación del monólogo desde el punto de vista de la autora.

Luciana Silveyra tiene 23 años de carrera, ha actuado en más de 30 proyectos, tanto de televisión como de cine, entre los que destacan Sr. Ávila, El sexo débil, Ingobernable y Sra. Acero. Ha dirigido seis puestas en escena, entre ellas Proyecto Laramie y La lucha con el ángel.

Karin Valecillos recibió el premio a mejor guion en la Muestra Internacional de Cine de Sao Paulo y el premio Argentores por el filme El amparo.

Por su parte, Carla Müller ha formado parte de numerosos proyectos audiovisuales con papeles protagónicos, tanto en cine como en televisión de Venezuela. Su participación en el teatro le ha valido dos veces la nominación de Joven Promesa del Teatro Venezolano en los premios Marco Antonio Ettedgui.