abc Radio


En lucha contra violencia de género seguimos estancadas y en retroceso: María de la Luz Estrada

  • Tania Aviles
  • Lunes 25 de noviembre de 2019
  • en ABC Noticias

Actualmente en México son asesinadas 10.5 mujeres diariamente y en 2019 habrá más feminicidios en comparación del año pasado, esto está generando una indignación social por el mismo contexto grave que se vive en el país sumado el acoso sexual, reconoció María de la Luz Estrada, coordinadora general del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios (OCNF).

“Hay una indignación porque se ve que las autoridades están rebasadas, que las autoridades actúan negligentemente, machistamente e impunemente y ese contexto pensamos que vamos avanzando pero en realidad seguimos estancadas y en retroceso”, expuso en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

 

María de la Luz inició la lucha por la democracia y la seguridad en 1988 y ante las muertes violentas y desapariciones contra las mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua, su activismo de defensora de derechos humanos incrementó.

En su análisis, platicó que desde entonces a la fecha la violencia va en incremento en el país pero ya no sólo en una entidad federativa, hoy se puede observar y vivir en la capital mexicana. Hoy son asesinadas 10.5 mujeres cada día, incluso se podrían rebasar las 4 mil mujeres asesinadas este año contra 3 mil 500 registradas en 2018.

“Nunca habíamos tenido paros por el acoso contra las mujeres ni la violencia de género, nunca había visto que se cerraran los CCH por el tema de la situación de violencia en contra de las mujeres y eso sí ya está dando un indicador de que ya está llegando a otros sectores, la gente joven siempre se pronuncia pero no como hoy y eso significa la indignación”, expresó.

Estrada dijo que es claro que las mujeres y las jóvenes quieren no sentir miedo cuando salen porque ya muchas son conscientes de que no pueden regresar a casa. “Se ha logrado mayor conciencia de la violencia que vivimos pero esto no surgió hoy pero estamos viviendo una violencia más grave. La violencia ha aumentado en los espacios comunitarios, hay una violencia cometida por personas conocidas pero también por nuevos actores o también se están visibilizando a actores que han estado ahí. Maestros acosadores, las mujeres están rompiendo el silencio”

Desde 2007, cuando surgió la Ley General de Acceso a una Vida Libre de Violencia, ya estaban preocupadas por la violencia que se vivía en Ciudad Juárez, empezaron a documentar los feminicidios y a tratar de comprender las características pero se dieron más valor como defensoras de derechos humanos después de la sentencia de la Corte Interamericana de campos algodoneros en el 2009.

Recordó que en aquella fecha la Corte le exigió al Estado mexicano la investigación de los homicidios por razones de género en un contexto estructural de discriminación porque no habían generado la protección a las mujeres y fueron más allá porque no sólo hablaban de los homicidios sino de la desaparición y de los delitos sexuales, mismos delitos que deben investigarse con perspectiva de género.

Desde entonces empezaron a acompañar la campaña “Ni Una Más” en Juárez porque no había autoridad que hiciera algo y a las mujeres la seguían desapareciendo, las tiraban a las en el desierto.

EDUCACIÓN SUMISA

En el país se sigue padeciendo de que se esté acreditando la violencia de género porque no logrará el gobierno tener políticas públicas efectivas en la prevención y en la sanción de los delitos, externó Estrada antes la últimas manifestaciones y marchas contra el acoso.

La violencia ha incrementado hasta para las defensoras por lo que deben protegerse, y eso antes no era un tema.

“Nunca me preocupaba si viajaba sola, hasta los casos que llevábamos no teníamos que pasar por un análisis de riesgo para saber cómo nos vamos a proteger, no andamos solas los tomábamos y hoy no, tenemos que ver hasta quién nos va a apoyar”, indicó.

La cuestionamos sobre la situación en la Ciudad de México y esto respondió:

Si nos posicionamos en aquellos años en Ciudad Juárez antes en Ciudad de México no se conocían los feminicidios ni las desapariciones, ¿qué está pasando?

A los anteriores gobiernos y estos les ha costado trabajo reconocer y visibilizar esta violencia comunitaria. Escucho a la Comisionada, dice es que la violencia sigue estando en el ámbito familiar doméstico, yo digo sí pero no sólo eso y eso es lo grave. La violencia familiar la puedes controlar porque tienes ubicado al autor y ahí la autoridad ha sido deficiente para hacer conciencia y empoderamiento porque tenemos muchas mentalidades fundamentalistas conservadores donde a las mujeres las educan a la sumisión.

Actualmente hay patrones claros, desaparece una mujer y la encontramos asesinada, antes asociábamos en automático la desaparición con la trata y no siempre es así.

No sólo son hombres mayores los que violan y asesinan mujeres sino jóvenes que no llegan ni a los 30 años, ¿qué está pasando en la sociedad?

Puedes tener a jóvenes que sí son criminales y pues muchos pueden tener problemas patológicos pero lo más terrible es que no están enfermos, lo que sucede es que las autoridades no actúan, por ejemplo, aquí en la Ciudad de México un hombre violó a muchas jóvenes en una misma zona, todas habían denunciado. Fue aumentando la agresión contra las mujeres y si a ese hombre lo dejas más tiempo libre no sé qué más hubiera pasado pero aquí el problema es que la autoridad no investiga entonces dejas a la mujer en orfandad.

También si nos damos cuenta, los hombres son los que violentan y eso significa que es una cultura la agresión contra la mujer porque nos enseñan que los hombres son los que mandan, abusan, son los que tienen instintos sexuales y salvajes porque así los siguen educando.

Esto es cultural no es naturaleza sólo siguen viendo a las mujeres como las guadalupanas como las que aguantan todos los abusos y mientras no rompamos con esa sumisión no cambiará esta cultura machista.

En CDMX la Procuraduría General de Justicia anuncia constantemente que dará capacitaciones a su personal pero esto no ha hecho la diferencia, ¿qué sucede?

Se supone que hay un ente que esté supervisando que realmente no se esté obstruyendo la justicia, que no estén discriminando pero realmente no vemos eso y debe ser fundamental la supervisión a los funcionarios porque se ha invertido mucho en certificación pero no logramos saber cómo los están evaluando a través de las propias víctimas. Siguen acreditando suicidios como que fueran feminicidios.

Tenemos mujeres en posiciones importantes en México observamos a la diputada Lorena Rojas, a la exministra y secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y a la jefa de Gobierno, pero eso no garantiza cambios, ¿qué debe suceder para cambiar la cultura machista?

Se tiene que sancionar la omisión y la negligencia, hasta ahorita no hay marcos legales, lo que tenemos solamente son amonestaciones administrativas, en verdad han matado mujeres porque la autoridad no las protegió lo hemos podido demostrar y sólo hemos logrado una suspensión y una reparación económica de daños de 90 mil pesos pero eso llevó muchos recursos legales.