abc Radio


Endurecen plan contra migrantes, les exigirán datos biométricos

El gobierno de México dará un giro en su política exterior, la cual tendrá como principios la no intervención, controles migratorios más estrictos, acercamiento a empresarios y difusión cultural en otros países, anunciaron las secretarías de Relaciones Exteriores y de Gobernación.

Durante la 30 Reunión de Embajadores y Cónsules, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, advirtió que en la actual administración no se permitirá el acceso descontrolado y de manera ilegal en la frontera sur como ocurrió en octubre pasado con la caravana migrante.

Adelantó que ya están esperando la llegada de otra caravana migrante para mediados de mes, por lo que instalarán en los puntos de ingreso de la frontera sur a personal, donde quienes quieran entrar al país deberán entregar una solicitud datos personales, y bajo juramento de decir la verdad, manifestar cuál es el motivo de su ingreso a territorio mexicano.

Además de eso, todo migrante que se interne de manera legal a nuestro país se le tomará las huellas dactilares y la fotografía del rostro, conforme a los estándares internacionalmente aceptados para este tipo de trámites.

SE RESPETARÁ EL PRINCIPIO DE NO INTERVENCIÓN

En la inauguración de la reunión, el canciller Marcelo Ebrard Casaubón aseveró que el encuentro servirá para definir la política exterior que desplegará el gobierno federal los siguientes seis años, siempre respetando el principio de no intervención.

En el México de 1930, Genaro Estrada impulsó la no intervención en la política exterior de México. A esta corriente se le denominó “doctrina Estrada”, la cual es retomada en la presente administración.

“Defendemos el principio de no intervención; solución pacífica de los conflictos, cooperación para el desarrollo, es lo que manda nuestra Constitución, pero no intervención no significa pasividad, pero sí significa respeto a los países”, dijo.

Ante los integrantes del Servicio Exterior Mexicano, Ebrard Casaubón dijo que dos de los principios que regirán la diplomacia mexicana serán el acercamiento a los empresarios y la difusión de la cultura.

“Tenemos que organizar a la Secretaría para eso, y nos vamos a organizar para eso y vamos a ser eficaces y vamos a estar muy cerca de las empresas, las grandes, las medianas y las pequeñas. Otra dimensión, la cultura. Le vamos a dar un gran peso a la diplomacia cultural de México, a la presencia de la cultura mexicana en todo el