abc Radio

Entrevista con Ana Katiria Suárez Castro

Escucha la entrevista completa aquí ⬇️

Esta semana un grupo de aproximadamente 300 mujeres marcharon en la Ciudad de México, para protestar por la violencia de género, durante la manifestación y ya en las oficinas centrales de la PGJ  algunas manifestantes rompieron la puerta de cristal que da acceso a la Procuraduría, entraron y arrojaron parte del mobiliario de la recepción.

La periodista Ivonne de la Cruz,  titular del programa En La Noticia Vespertino,  platicó en entrevista telefónica con  la  penalista y  defensora de derechos humanos  y de género Ana Katiria Suárez Castro.

¿Qué está pasando en la Ciudad?

“Creo que es una respuesta desesperada por parte de todas nosotras por clamar la protección del estado, creo que el reflejo de la impunidad es el incremento de la violencia de género que estamos viviendo entre una afrenta, entre géneros, y la posibilidad de actuar en contra de las mujeres sin una repercusión jurídica alguna me parece que es la respuesta a  lo que ocurre, además de no atender la contención ni de las víctimas ni del personal  que se  supone que tiene que procurar justicia”.

 

La penalista consideró que es indispensable sensibilizar a las autoridades.

Capacitación con perspectiva de género que debería tener el personal de las autoridades de procuración de justicia”,  además resaltó  que nadie está hablando de la sensibilización que deben tener las autoridades encargadas de velar por nuestra seguridad.

“Si no se internaliza, si no se hace conciencia dentro de los servidores públicos de la necesidad de  protección a las mujeres o de cualquier  ser humano,  no podemos generar ningún cambio en la ciudad y en el país”.

Sobre la postura de la jefa de gobierno  Claudia Sheinbaum, destacó que ojalá  la intención de las autoridades, sea internalizar estos cambios en los elementos y dijo que no es un asunto personal.

“No es personal no se trata de provocar a la autoridad, es un acto desesperado. Todos deben estar capacitados  para poder contener la violencia en el país, no estamos asumiendo que por ser mujer debe hacerse, simplemente hay un problema social que se  tiene que atender sea mujer o sea hombre”.

“Duele una postura tan dura al suponerse que es para provocar a la autoridad y no un reflejo de la situación  que vivimos, ninguna de nosotras, ni la  procuradora ni la jefa de gobierno están exentas de que le ocurra algún tipo de delito de género.