abc Radio


Estrategia basada en atención primaria de la salud, pilar en mitigación de COVID-19 a nivel comunitario

La Secretaría de Salud puso en marcha la Estrategia de promoción, prevención, atención y mitigación de COVID-19 y continuidad de servicios esenciales de salud pública a nivel comunitario en el marco de la Atención Primaria a la Salud, implementada con el apoyo del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) en Sonora, Coahuila, Yucatán y Tabasco, con acciones como atención médica a distancia y difusión de medidas sanitarias, informó la directora general adjunta del Centro de Información para Decisiones en Salud Pública (CENIDSP), Hortensia Reyes Morales.

La implementación de esta estrategia ha mostrado que la coordinación entre instituciones y organizaciones de la sociedad civil, así como la participación activa de la comunidad en el autocuidado de su salud han sido dos de las aportaciones más relevantes.

La estrategia basada en la Atención Primaria de la Salud (APS) consiste en instrumentar acciones en la comunidad con el apoyo de brigadas epidemiológicas para llegar a las zonas de difícil acceso, hacer visitas domiciliarias para detección y seguimiento de casos COVID-19 y seguimiento médico vía telefónica y a través de aplicaciones digitales (apps).

Al participar en la conferencia de prensa sobre la situación de la pandemia, la investigadora del INSP dijo que entre las acciones que se han llevado a cabo en la comunidad, está la difusión de mensajes de promoción de la salud y prevención de la enfermedad en español y lenguas originarias de cada estado; apertura de centros de orientación telefónica; filtros sanitarios de ingreso en entidades y municipios; e iniciativas estatales propias para atender condiciones locales, como los programas Anticipa en Sonora, y Enjambre Ciudadano en Tabasco para llamadas de emergencia.

De igual forma se han hecho adecuaciones de centros de salud urbanos y unidades de salud monitoras de enfermedad respiratoria para acelerar la respuesta, así como la reconversión hospitalaria.

A esta estrategia se han sumado instituciones de seguridad social para la atención médica sin restricciones de afiliación y organizaciones de la sociedad civil como Médicos sin Fronteras y Cruz Roja.

Asimismo, la estrategia aporta a la continuidad de programas prioritarios de salud pública, se brinda atención domiciliaria para seguimiento y control de enfermedades crónicas y mujeres embarazadas, seguimiento del esquema de vacunación y, en su caso, dotación de medicamentos.

Al respecto, el asesor internacional de Enfermedades no Transmisibles y Salud Mental de la OPS/OMS en México, Miguel Malo Serrano, subrayó que la estrategia en cada uno de los estados está enfocada en ayudar a las autoridades locales en la gestión de la respuesta a COVID-19 y generar insumos para la transformación del sistema de salud a largo plazo.

Otro de los objetivos de la estrategia es disminuir el riesgo de complicaciones y mortalidad en personas que viven con alguna condición de riesgo para COVID-19, tratando de que se mantengan resguardadas en casa y reciban atención médica.

Dio a conocer que la Secretaría de Salud solicitó a la OPS y al INSP su implementación para fortalecer la respuesta ante la pandemia a corto plazo y reforzar el primer nivel de atención en las tareas de prevención y atención a largo plazo, ya que sólo 20 por ciento de las enfermedades deberían llegar a hospitalización.

Durante la conferencia de prensa encabezada por el director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá, se informó que hoy la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), liberó 198 mil 840 dosis de la vacuna CanSino, para dar un total de 25 millones 623 mil 195 dosis recibidas o envasadas en el país. Esta semana se recibirán un millón de dosis Sinovac y el viernes 7 de mayo Cofepris liberará otras 856 mil 900 dosis CanSino.

Con relación al avance del plan de vacunación, Cortés Alcalá dijo que al corte de las 21:00 h del 4 de mayo se suministraron 512 mil 611 biológicos, para sumar 19 millones 340 mil 234 dosis desde el 24 de diciembre del 2020. De este total, ocho millones 418 mil 291 corresponden a esquemas completos de vacunación.

Asimismo, 12 millones 984 mil 236 personas que viven en México han recibido al menos una dosis de vacuna contra el virus SARS-CoV-2; de las cuales 10 millones 687 mil 419 son personas mayores de 60 años; un millón 030 mil 941 son personal de salud; un millón 029 mil 940 personas del sector educativo y 235 mil 936 del grupo que recientemente se comenzó a vacunar, de 50 a 59 años.

Del total de dosis aplicadas, se han registrado en todo el país 17 mil 409 eventos supuestamente atribuibles a vacunación e inmunización (Esavi), con prácticamente igual proporción de hombres y mujeres. Del total de casos graves, solo 1.7 por ciento son casos graves.