abc Radio


Funcionarios pueden presumir obras de arte en sus oficinas, aquí te explicamos por qué

  • Alejandra Trujillo
  • Miércoles 19 de diciembre de 2018
  • en ABC Noticias

Funcionarios públicos suelen solicitar a la Secretaría de Hacienda obras de distintos artistas plásticos mexicanos para ser exhibidas en las oficinas durante su mandato

Carmen Sánchez

Detrás de las exhibiciones de las obras de arte en oficinas gubernamentales existen convenios y figuras jurídicas que permiten a los recintos mostrar las obras de los artistas, ya sea fallecidos o contemporáneos mediante el comodato o la consignación, como lo hacen las galerías de arte particulares.

Funcionarios públicos suelen solicitar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, propietaria de obras de distintos artistas plásticos mexicanos, algunas obras en comodato, para ser exhibidas en las oficinas durante su mandato.

Según la definición del término, el comodato es un préstamo de uso, en el que una de las partes entrega a otra gratuitamente algún bien no fungible, mueble o inmueble para que se sirva de ella y restituya la misma cosa recibida, lo cual utilizan instancias como el Instituto Nacional de Bellas Artes con el acervo que posee de acuerdo a la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

En 2006, al finalizar el gobierno de Vicente Fox, el INBA dio a conocer que 119 obras de artistas que se encontraban en Los Pinos fueron regresadas a las colecciones permanentes de los museos de las que salieron, entre ellos, el de Arte Moderno, Nacional de Arte, de Arte Contemporáneo Internacional Rufino Tamayo y de Arte Carrillo Gil.

Mientras que en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, se dio a conocer que las 33 obras de la colección solicitada en 1993, se encontraban exhibidas en la Residencia Oficial de Los Pinos, en las paredes de los espacios protocolarios.

“La declaratoria de monumento puede comprender toda la obra de un artista o sólo parte de ella. Esta puede ser expedida por el Presidente de la República o, en su caso, el Secretario de Cultura”.

Los artistas mexicanos cuya obra fue declarada monumento artístico son: José María Velasco, Diego Rivera, José Clemente Orozco, Gerardo Murillo “Dr. Atl”, David Alfaro Siqueiros, Frida Kahlo, Saturnino Herrán, Remedios Varo y María Izquierdo.

En el caso de las galerías como Nina Menocal, las obras que exhiben están a consignación el préstamo es directo ocurre con el artista.

La figura de comodato también puede ser a través de dependencias oficiales, a través de la Secretaria y el Instituto Nacional de Bellas Artes.