abc Radio


Galerías Abiertas ofrece “detrás de cámaras” del cine mexicano de manera visual

Más de 50 fotografías que ilustran el despliegue técnico y humano en el rodaje de decenas de películas nacionales, desde 1933 hasta 1991, integran la exposición Héroes anónimos. Técnicos y artistas del cine mexicano, primera muestra virtual del programa Galerías Abiertas de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, disponible en la plataforma Capital Cultural en Nuestra Casa y en el canal de Youtube de la dependencia.

 

En este periodo, en el que el semáforo epidemiológico local se encuentra en rojo (máximo riesgo de contagio de Covid-19), la exposición virtual permite a la población adentrarse desde casa al mundo del séptimo arte, mediante fotografías en las que se puede ver el trabajo de iluminación, escenografía, actuación, dirección y manejo de cámaras en más de medio centenar de filmaciones mexicanas.

 

Se trata de la versión digital y revisada de la muestra homónima que en noviembre de 2019 inauguró en Rejas de Chapultepec la Secretaría de Cultura capitalina, en colaboración con la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), con el propósito de rendir homenaje a los trabajadores del cine, en especial a los técnicos que colaboran en las producciones como microfonistas, peinadores, asistentes de dirección y continuistas, cuyos oficios no siempre han sido reconocidos.

 

En el recorrido virtual se reúnen imágenes de cintas como Juárez y Maximiliano (La caída del Imperio), de 1933, dirigida por Miguel Contreras Torres; Allá en el rancho grande (1936), de Fernando de Fuentes; La noche de los mayas (1939), de Chano Urueta; Distinto Amanecer (1943), de Julio Bracho, o Variedades de medianoche (1959), de Fernando Cortés.

 

Asimismo, se incluyen fotografías de películas como Rosa blanca (1961), de Roberto Gavaldón; Tiburoneros (1962), de Luis Alcoriza; Tiempo de morir (1965) y El santo oficio (1973), de Arturo Ripstein; Las Poquianchis (1976), de Felipe Cazals; Doña Herlinda y su hijo (1984), de Jaime Humberto Hermosillo, y Nocturno a Rosario (1991), de Matilde Landeta.

 

La autoría del material visual pertenece a fotógrafos que documentaron las filmaciones, entre ellos Manuel Álvarez Bravo, Luis Márquez, Agustín Jiménez, Rafael García, Juan Guzmán, Antonio Reynoso, Daniel Daza, Eniac Martínez y Federico García, cuya labor logra reflejar el quehacer cotidiano de quienes a lo largo de la historia han hecho posible ese engranaje perfecto de arte, ciencia e industria que es el cine.

 

El programa Galerías Abiertas de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México se ha consolidado como uno de los proyectos del gobierno capitalino más sólidos en materia de difusión y fomento de las artes visuales, así como en la recuperación de espacios públicos.