abc Radio

Impugnación electoral, un acto desesperado: Jaime Bonilla

TIJUANA.- “Para nadie es noticia que he vivido toda mi vida aquí, he invertido toda mi vida aquí y no está prohibido que tengas una casa en París, si la puedes pagar con tu dinero”, sentenció Jaime Bonilla Valdez, virtual vencedor de la elección a gobernador de Baja California, luego de que el PRD anunció que impugnará su triunfo al no cumplir el mínimo de 15 años de residencia en el estado, requisito para ser elegible al cargo.

Bonilla Valdez insistió en que los documentos que presentó el PRD que lo colocan como contendiente a la dirección de aguas de Otay en California en 2016 son falsos o están alterados.

El Sol de México publicó un documento en el que el Jaime Bonilla Valdez suscribió su intención de ser candidato a la Junta de Aguas del condado de Otay, California, Estados Unidos, el cual ubica su domicilio en Chula Vista, en ese mismo estado, por lo cual el PRD argumenta que no se cumple el requisito constitucional de residir en Baja California al menos durante los últimos 15 años anteriores a la elección.

El virtual gobernador dijo que el tema no le preocupa, sobre todo por quién hace la impugnación: “Y menos viniendo del PRD, y menos viniendo de un excandidato (Jaime Martínez) que está muy dolido”.

Foto/ Carlos Luna

Argumentó que la impugnación es una acción desesperada hecha por personas desesperadas, por lo que descarta que vaya a haber un resultado adverso sobre su candidatura y virtual triunfo que obtuvo al recibir 50% de los sufragios.

Jaime Bonilla señaló que no es la primera vez que lo cuestionan por este motivo. “Lo que te puedo decir es lo que he dicho en los tribunales en los últimos 20 años, porque no es la primera vez que me impugnan por lo mismo. El resultado se ha ido a México, a los tribunales y hemos ganado 7-0, eso no es nuevo, a lo mejor es nuevo para ellos o es un acto de desesperación”, afirmó.

Durante el evento por el Día de la Libertad de Expresión, el también dueño de la empresa Primer Sistema de Noticias (PSN) convivió con algunos periodistas locales e insistió en que su gobierno será “uno de puertas abiertas al diálogo directo tanto con los ciudadanos como con los medios de comunicación. Aseguraremos el derecho de la libertad de expresión para todos”, finalizó.