abc Radio


Inicia diálogo entre la Secretaría de Cultura y el Consejo Nacional de Danza

Con el propósito de lograr acuerdos que impulsen a la comunidad dancística, la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, inició el diálogo con el Consejo Nacional de Danza, así como con representantes del sector de varios estados del país.

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, compartió con el Consejo Nacional de Danza una reflexión en torno a las circunstancias extraordinarias que vive el país y los mecanismos creados por la dependencia, los cuales han permitido apoyar a distintos creadores, como son “Contigo a la distancia”, el Banco de Funciones, además del avance existente en la creación de Telar, un registro que permita identificar al sector en términos de los diferentes agentes culturales que lo integran, a fin de contar con información que posibilite el trazo de políticas públicas; reconoció además, la importancia del diálogo como forma de trabajo conjunto, dando paso a los planteamientos del Consejo Nacional de Danza.

Erandi Fajardo, en representación del Consejo Nacional de Danza, expuso que congrega a 80 organizaciones de todo el país y su objetivo es la búsqueda de nuevos esquemas de gestión y colaboración para promover la reactivación económica de la danza en México y, que desde la transición, había colaborado con el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) en la formulación del Programa Nacional de Danza, presentado con distintas organizaciones y colectivos.

Por el Consejo estuvieron presentes Grace Marlene Rojas Barbosa, gestora y maestra de danza folclórica en Sonora; Rosa Maribel Lugo Saucedo, directora de Ballet Profesional Coahuila (danza clásica), Coahuila; Francisco Fernando Durán Barrón, coreógrafo y gestor cultural (danza contemporánea), de Hidalgo; Citlalli Berenice Hinojosa Nava, coreógrafa e investigadora (danza folclórica), de Jalisco; Daniel Álvarez Gorozpe, artista, investigador de movimiento, director de Traffic On Stage (danza contemporánea), de Querétaro; Laurencia Strada López, investigadora y capacitadora de emprendimientos culturales, de la Ciudad de México.

Por parte de la Secretaría de Cultura también participaron Marina Núñez Bespalova, subsecretaria de Desarrollo Cultural; Lucina Jiménez López, directora general del INBAL; Omar Monroy Rodríguez, responsable de la Unidad de Administración y Finanzas; Eréndira Cruzvillegas Fuentes, titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos; Antonio Martínez Velázquez, director general de Comunicación Social y vocero; Esther Hernández Torres, directora general de Vinculación Cultural; Laura Ramírez Rasgado, subdirectora general de Bellas Artes, y Nina Serratos, coordinadora nacional de Danza del INBAL.

Por su parte, los voceros del Consejo Nacional de Danza, Laurencia Strada López, Francisco Durán y Maribel Lugo, plantearon acciones a corto y mediano plazos: apoyo de la Secretaría de Cultura para la integración de las y los artistas en los programas sociales de Bienestar del Gobierno de México, así como la necesidad de la generación de empleos en el arte y la cultura, en específico para la danza, frente a la afectación por la contingencia sanitaria.

También consideraron necesaria la reactivación económica de la danza, para lo cual plantearon estructurar un programa de trabajo por entidades. El objetivo es que, en colaboración con los estados y municipios del territorio nacional, se coordine un programa para el sector de la danza, involucrando a la sociedad civil e iniciativa privada, que rompa con la inercia de apoyos individualizados o para un solo sector. En ese sentido propusieron fortalecer las posibilidades de contratación de personas dedicadas a la danza no sólo en instancias culturales, sino sociales y de salud, ampliando el campo de acción de esta disciplina. Señalaron que estas propuestas fueron recogidas a través de un diagnóstico elaborado a nivel nacional, por lo que agrupan el sentir de una gran diversidad de comunidades ligadas a la danza.

La Subsecretaria de Desarrollo Cultural subrayó el carácter universal de los programas de Bienestar y la forma como trabajan en cada estado, señalando que no se agrupan por profesión y ofreció apoyo en caso de que se tenga alguna dificultad. Igualmente, destacó la importancia de articular propuestas para la danza en perspectiva nacional a través de las Reuniones Nacionales de Cultura y construir una agenda común.

En su intervención, la titular del Instituto Nacional de Bellas Artes, Lucina Jiménez, informó que en reuniones previas con el Consejo, se acordó apoyar con un taller de herramientas digitales para que la comunidad de danza pueda desarrollar sus propios contenidos, abrir el diálogo con los responsables del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, a fin de canalizarlos a la danza; el préstamo de salones de ensayo y la aportación de un porcentaje de taquilla para la programación a realizarse en los recintos de la Coordinación Nacional de Danza, cuando el semáforo del Sector Salud lo permita. Así como el acompañamiento para asesorías de protocolos de reapertura de espacios escénicos y la gestión con los gobiernos estatales, a partir de un levantamiento de datos realizado por el Consejo, sobre academias y escuelas de danza.

Esther Hernández reconoció el apoyo del Consejo Nacional de Danza para la incorporación de sus integrantes al Registro de Telar y ofreció analizar las posibilidades de participación y apoyo a través de los programas de Cultura Comunitaria, mientras que Eréndira CruzVillegas enfatizó en las nuevas formas de gestión que surgen del trabajo colaborativo, y reiteró la disposición de la Secretaría de Cultura de colaborar con los sectores artísticos.

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, valoró el trabajo de organización nacional y la naturaleza propositiva de la reunión. Ratificó la disposición de la dependencia federal y designó al INBAL como encargado de la organización de mesas de trabajo sobre temas específicos entre el Consejo y las diversas instancias de la Secretaría de Cultura. Invitó al Consejo Nacional de Danza a participar en el sondeo del Programa México Creativo, a fin de tener un panorama real del sector cultural en el país, en este caso de la danza, respecto a sus capacidades y frente a la contingencia sanitaria por el COVID-19.

Se acordó realizar una propuesta a los gobiernos locales para la implementación de programas de apoyo específicos para la danza, planteamiento que se expondrá en la Reunión Nacional de Cultura 2020. Asimismo, se vinculará a la comunidad dancística con el programa Cultura Comunitaria y sus Semilleros creativos.

Frausto Guerrero señaló que el Consejo contará con el apoyo del área de Comunicación Social de la Secretaría de Cultura para promoción y difusión de sus actividades artísticas, una vez que se regrese a la normalidad. También, destacó que durante esta contingencia sanitaria se dispersaron 300 millones de pesos, y que los gobiernos estatales en su mayoría han transformado sus programas para apoyar a las comunidades artísticas.

Erandi Fajardo agradeció el encuentro y ratificó el deseo del Consejo Nacional de Danza por llevar a cabo un trabajo colaborativo con la Secretaría de Cultura.