abc Radio


Licenciatura en Enfermería de la FES Zaragoza primera a nivel nacional en obtener acreditación internacional del Consejo Mexicano para la Acreditación de Enfermería.

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, recibió a distancia las constancias que el Consejo Mexicano para la Acreditación de Enfermería (COMACE) otorgó a la Licenciatura en ese campo del conocimiento, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza, con lo cual se convierte en la primera licenciatura a nivel nacional en obtener esta distinción.

La reacreditación nacional, así como la acreditación internacional, son motivo de orgullo para la Universidad y demuestran que las enfermeras y enfermeros de esta entidad académica seguirán teniendo esa formación integral y competitiva, afirmó Graue quien comprometió el apoyo ante las nuevas metas.

También “se generarán nuevas oportunidades de apertura de campos clínicos; facilitará el intercambio académico a nivel nacional y mundial; propiciará altos estándares de calidad en todos los aspectos educativos y se consolidará una formación curricular sólida para enfrentar al mercado laboral”, añadió.

La presidenta del COMACE, Cinthya Patricia Ibarra González, destacó que se trata de la primera facultad de enfermería y también la primera Universidad en recibir la doble acreditación. La internacional se trabaja con un organismo acreditador de Chile. “COMACE inicia esta doble acreditación con ustedes, ¡Qué mejor!”, expresó.
.
El rector reconoció el trabajo de la comunidad de la FES Zaragoza y de la Licenciatura en especial, así como el buen diseño de su modelo educativo, del plan de estudios moderno y coherente; del cumplimiento de sus objetivos; de la preparación y modernización docente y del permanente esfuerzo de los estudiantes por superarse. También de su  periódica evaluación para la mejora educativa y de sujetarse a las imparciales revisiones externas por parte del COMACE.

La acreditación internacional, prosiguió, es un reconocimiento más a la importancia que la enfermería del país tiene en estos meses de  pandemia. “Ahí donde se les ha solicitado en momentos de crisis, riesgo, incertidumbre y desasosiego y en circunstancias adversas, han estado con solidez académica, inquebrantable voluntad de servicio, solidaridad y empatía”, subrayó.

Educación de calidad

La presidenta del COMACE, Cinthya Patricia Ibarra González, explicó que la acreditación de un programa académico garantiza a la sociedad y a las instituciones de salud que los futuros profesionales reciben una adecuada preparación educativa.

Este organismo que forma parte del Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES) evaluó la Licenciatura en Enfermería y encontró que su modelo de enseñanza académica es rentable y se basa en la dedicación, el esfuerzo y la participación conjunta.

“Este excelente logro es producto de la suma de esfuerzos de distintos actores como el cuerpo de profesores, que poseen el perfil idóneo al contar con estudios de posgrado en la disciplina, y la preparación de excelencia para desempeñarse eficazmente como docentes, investigadores, producir ciencia y técnica, y trabajar en equipo, de forma colegiada hacia el cumplimiento de su misión y visión”, aseveró.

En su oportunidad, el director de la FES Zaragoza, Vicente Jesús Hernández Abad, expuso que esta licenciatura ha tenido una evolución constante: inició como una opción técnica de la que egresaron miles de enfermeras y enfermeros; y en los años 90 del siglo pasado se transformó en licenciatura con un plan de estudios innovador. Luego, dio lugar a un programa de maestría y ahora impulsa un nuevo programa de doctorado.

En 2015 ampliaron su cobertura al campus tres de la FES Zaragoza, en Tlaxcala; actualmente se lleva a cabo la modificación del plan de estudios, y recibe esta reacreditación nacional y la primera acreditación internacional. Todo el proceso de acreditación se llevó de manera virtual.

En tanto, Belinda de la Peña León, jefa de la Licenciatura de Enfermería indicó que el actual reto y tema central de la educación superior es garantizar la calidad educativa.

En ese sentido, recalcó, los procesos de acreditación permiten promover la excelencia académica en los programas, mejorar su visibilidad nacional e internacional y fomentar la cultura de la evaluación, verificación y control, lo que hace que la calidad sea sostenible a largo plazo.