abc Radio


Llega la exposición El armoncito, una vida sobre rieles a Contigo en la distancia

La muestra, que reconoce el valor de los trabajadores del riel, presenta imágenes de la colección del Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos

La Secretaría de Cultura, a través del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero y el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, presenta, como parte de la campaña “Contigo en la distancia”, la exposición El armoncito, una vida sobre rieles, que a través de 34 imágenes da cuenta de las estaciones, paisajes e infraestructuras ferroviarias que recorrían los trabajadores del Departamento de Vías y Estructuras de la empresa Ferrocarriles Nacionales de México.

Para el Centro y el Museo es importante reconocer la labor de los trabajadores del riel, encargados de reparar y dar mantenimiento al sistema ferroviario del país. Los trabajadores de vía salían en los velocípedos, armones o autoarmones para realizar la inspección, vigilancia, conservación y protección de vías, puentes, edificios, derechos de vía, cercas, cruceros a nivel, así como atender contingencias en el servicio de agua, el sistema telegráfico y apoyar en el caso de accidentes.

El autoarmón es un vehículo ferroviario ligero, conducido e impulsado por los propios conductores utilizando sus manos y pies, tiene pedales, así como un brazo o balancín. Sus antecedentes se remontan a la invención de la bicicleta de vía férrea o velocípedo, conocida con diferentes nombres en todo el mundo: dresina, zorra de vía, bicicletas de raíles y handcar.

Los velocípedos, armones y autoarmones llegaron a México a finales del siglo XIX, y se convirtieron en vehículos emblemáticos de los trabajadores de vía en todo el sistema ferroviario. Mientras los maquinistas y su tripulación posaban en sus locomotoras o “negras consentidas”, las cuadrillas de reparadores de vía, inspectores, mayordomos e ingenieros lo hacían arriba o al lado del armón, el instrumento de trabajo que les daba sentido de pertenencia al gremio.

El armoncito, una vida sobre rieles invita a conocer a través de la plataforma Contigo en la distancia, imágenes de archivo, así como de la colección de equipo rodante y herramientas de trabajo que se resguardan en el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, y que dan muestra del valioso Patrimonio ferroviario. Complementa la muestra un video con fragmentos del documental titulado Se trabaja, del Noticiario mexicano de 1952, mismo que pertenece a la Colección Miguel Alemán, de la Cineteca Nacional.