abc Radio


Millonario construye mezquita en Campeche, frente al mar

El millonario paquistaní Mohamad Yusuf Amdani Bai está detrás de la construcción de una mezquita en Campeche, con la finalidad de que la creciente comunidad musulmana existente en el municipio pueda llevar a cabo su culto adecuadamente.

“El proyecto consiste en la construcción de una mezquita o edificio destinado al culto islámico, el cual contará con área de estacionamiento, habitaciones y salón de acceso”, explica el documento Construcción de una mezquita en Imi III, San Francisco de Campeche.

La empresa encargada de construir el recinto religioso es la Agencia Inmobiliaria del Sureste, una constructora fundada hace un año por el presidente de Grupo Karim’s, Mohamad Yusuf Amdani Bai y Alfredo Flores Ríos, empleado de Karim´s México.

El Sol de México trató de contactar a Amdani Bai, quien es uno de los tres hombres más ricos de Honduras y llegó hace dos décadas a invertir en el sector de bienes raíces en Campeche, para que compartiera más detalles sobre la edificación de la mezquita.

El fundador de Grupo Karim’s, una empresa que fabrica ropa a cadenas estadounidenses principalmente, se encontraba fuera del país y al cierre de la edición no había respondido a las peticiones de información de este diario.

El proyecto indica que la inversión total requerida para realizar la mezquita es de 12 millones 630 mil pesos, los cuales servirán para hacer trabajos de la preparación del sitio y su construcción.

Actualmente el área no tiene uso alguno y está clasificada como reserva para el crecimiento

Se tiene proyectado que la mezquita de San Francisco de Campeche contará con una vida útil de 50 años y se construya en 24 meses, algo que iniciará tras la obtención de los permisos ambientales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Hay tres mil 760 personas que profesan la religión islámica en la República Mexicana, siendo la Ciudad de México donde vive casi la mitad, de acuerdo con el Panorama de las religiones en México 2010, un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). En Campeche, había sólo 33 personas registradas o relacionadas con ese culto.

En México, existen sólo tres asociaciones religiosas donde profesan el Islam, una de ellas se localiza en Baja California y la otra en la Laguna, Coahuila, según la Dirección General de Asociaciones Religiosas, un organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob). Y hay unos 26 ministros de culto en toda la República Mexicana.

A principios de la década de los años noventa, Amdani Bai llegó decidido a cambiarle la cara a Honduras a través de inversiones en el sector textil, bienes raíces, así como construyó el parque tecnológico Green Valley y una mezquita.

El maestro en mercadotecnia por la California State University, comenzó apostar por la economía hondureña creando empresas como Honduras Spinning Mills, Pride Yarn, Pride Chemicals, Pride Manufacturing, Pride Performance Fabrics, Ameer Apparel y Altia Smart City.

El millonario paquistaní es miembro de la Fundharse, una fundación con programas de financiamiento y brigadas médicas, así como da apoyo mensual y continuo a varias escuelas públicas en comunidades cerca de las empresas.

También confío en el desarrollo de Centroamérica y el Caribe, ya que apostó llevándose parte de su capital al sector textil, bienes raíces y químicos de Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Panamá y República Dominicana, así como Estados Unidos y Pakistán.

La presencia de Amdani Bai en México se dio con la creación a principios de 2002 de la compañía Campeche Holding dedicada a la producción, elaboración, compra, venta, importación, exportación y comercialización de telas y prendas de vestir, así como a la maquila.

El millonario hondureño constituyó en Campeche con otros socios las firmas Desarrollo Agroindustrial de Campeche, Calkini Fibers, Image Sportwear y Pride Tex Mexico. Con esas compañías incursionó en la industria textil, agronegocios e inmobiliario.

El hombre, quien dijo vivir en San Miguel Industrial Park, en Honduras, y en el fraccionamiento Bosque de Campeche, también es propietario del hotel Ocean View y el complejo residencial Campeche Hills que se ubica en el aquel estado del sur de México.