abc Radio


Músicos de la OFCM ofrecen clases y conciertos en línea como parte de su proyecto 2021

Desde el instrumento es la serie que se transmite por redes sociales como parte del proyecto OFCM en línea 2021 que ofrecen los músicos de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, como un vínculo de comunicación entre la agrupación y el público a través de diversas actividades en línea que se dieron a conocer durante la primera Charla de café de este mes de febrero

Luis Meza, violín segundo en la OFCM desde hace 31 años, indicó que está poniendo al servicio de la filarmónica –y como parte de sus actividades– la presentación de cápsulas en las que ofrece elementos técnicos del violín y de dirección de orquesta, además de clases de violín, secretos, trucos y elementos técnicos para tocarlo.

Miembro fundador de la Orquesta Sinfónica del Instituto Nacional de Protección a la Infancia (INPI) –primera orquesta infantil y juvenil de América Latina–, el maestro Meza señaló que realiza esta actividad desde hace una década debido a que muchas personas y estudiantes de México y el extranjero se lo han solicitado: “Es común que en los conciertos se acerquen estudiantes que tienen vacíos o lagunas de sus clases –o el público en general– que quiere empezar a estudiar; así me vi motivado a crear estas clases en video”, comentó en la charla.

Además, dijo, “tengo un curso en el que los alumnos llevan todas las materias, desde solfeo, lectura de notas, lectura rítmica, dictado, entonación, apreciación musical, apreciación artística y la clase de violín”.

Hizo énfasis que en estos tiempos de confinamiento se despierta la creatividad de los músicos y es prácticamente obligada la búsqueda de nuevos mecanismos para hacer llegar sus conocimientos a otras personas, por lo que aseguró que la mayoría de sus compañeros de la orquesta, “con mucho amor y empeño” hacen lo propio, compartiendo su experiencia y sabiduría para satisfacer la necesidad que mucha gente tiene de convertirse en músico profesional, y otros compañeros simplemente lo hacen como un anhelo personal.

La primera cápsula del maestro Meza, titulada “Cómo sujetar el arco”, se transmitió el pasado martes 2 de febrero con una serie de consejos prácticos sobre cómo tomar el arco por primera vez para aquellos que se inician en el estudio del violín.

Finalmente, el maestro Meza recordó que el arte es un medio maravilloso de llegar a nuestro ser interior: “En este momento de confinamiento nos une una situación traumática que tiene solución a través de la música, ya sea que se escuche y, si eres alumno, te invito a que sientas cada vez que toques, cómo la voz de tu instrumento es la de tu corazón y tu ser, dale vida y permítele que se levante y se exprese para que encuentres la salud espiritual, emocional y energética que tanto nos hace falta en ese momento”.

Por su parte, Javier Cruz, contrabajista principal, explicó que ofrece un tutorial dirigido a jóvenes músicos que están pensando en audicionar para el ingreso a una orquesta: “Explicaré cómo resolver pasajes difíciles de algunas obras y sugerir arcadas para que tengan dominio de diferentes estilos. Iniciaré con una de las obras más significativas del repertorio para audicionar en una orquesta: el Concierto para contrabajo, de Carl Ditter von Dittersdorf”, informó.

Alumno y sucesor del gran contrabajista Nikola Popov, el maestro Cruz prometió que estos tutoriales los seguirá realizando aún después de la emergencia sanitaria: “Esto va a futuro para los muchachos que se están preparando; yo doy clases en la Escuela de Música “Vida y Movimiento”, en donde he conocido a jóvenes talentosos que están esperando una oportunidad para ingresar a una orquesta y es para ellos”.

En su momento, se sumó a la charla el maestro Baltazar Chavarría, quien tiene 26 años de experiencia como clarinetista y saxofonista de la OFCM. El virtuoso participó ya en la serie de Microconciertos, que inició el pasado mes de enero interpretando en saxofón barítono la Suite núm. 1, de Bach, para cello solo, porque, aseguró, “Bach es uno de mis compositores favoritos y porque el saxofón barítono se asemeja mucho al sonido del chelo”.

Con 20 años en la docencia musical, el maestro Chavarría explicó: “Siempre he pensado que Bach tenía en su oído un sonido de saxofón barítono. Para mí, fue uno de los primeros jazzistas con el sonido absoluto de la armonía, la genialidad de la creatividad, lo que me llevó a elegir ese repertorio”.

Dijo tener en mente grabar las seis suites para cello solo de Bach, lo que significa un gran reto técnico porque “es música para un instrumento que no necesita respirar físicamente, lo que lo hace con pocos espacios para respirar y aplicar la técnica de respiración circular en la que hay que tener un muy buen entrenamiento para lograrlo y, en este caso, un dominio absoluto del saxofón”.

En saxofón alto interpretó el Capricho núm. 24, de Niccolo Paganini (1782-1840), una obra para violín solo; en cuarteto de saxofones, Kalamatianos, de la Suite Hellenique, una música popular folclórica del reconocido saxofonista español Pedro Iturralde (1929). De esta obra dijo: “La elegí para poder mostrar el dominio de los cuatro saxofones que, aunque es la misma técnica, la boquilla, las dimensiones, las distancias del instrumento y la cantidad de aire que se requiere son diferentes”.

De lo que viene, prometió, será un giro de 180 grados, pues ofrecerá arreglos para saxofón de obras de repertorio de concierto. Lo siguiente será las danzas de la suite El cascanueces, de Piotr. I. Chaikovski (1840-1893).

El maestro Baltazar Chavarría empezó a los 10 años de edad a tocar en el clarinete y el saxofón música popular, lo que le dio la oportunidad de conocer a grandes saxofonistas de esa música en México: “Tuve la oportunidad de tocar con ellos en grandes orquestas como la de Luis Arcaraz y la de Pablo Beltrán Ruiz, y luego decidí estudiar música de concierto”, concluyó.