abc Radio


Pablo Milanés trae a México su gira Esencia

Por más de 45 años y a través de 40 álbumes en solitario, Pablo Milanés ha marcado su esencia como artista al volverse una voz de lucha social a través de su trova. Con 76 años de vida, el originario de Bayamo, en la isla de Cuba, quiere compartir ese sentir a través de su nueva gira de concierto Esencia, la cual llega esta noche a la capital del país en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

Se trata de una gira en la que el cantautor recoge temas fundamentales y clásicos de su obra, “aquellos que siempre me piden; pero también doy oportunidad a canciones muy especiales para mí, pero que no han sido tan conocidas. Será un concierto íntimo y conmovedor y espero que guste porque a mí me emociona mucho cantar de nuevo en la Ciudad de México”, explica el cantante en entrevista.

Esta celebración musical que Milanés realiza es una manera de reforzar su amor por la música, actividad por la que vive y cuya historia se escribe a través de ella.

“Nunca me canso de cantar, y mucho menos en directo. Para mí los conciertos en vivo me dan energía, organizo mi vida alrededor de mis presentaciones, es algo de lo que ya no puedo prescindir. Así es que nunca he pensado en dejar de componer y cantar”, explica el músico.

El intérprete de Yolanda y Yo no te pido refuerza su postura por la realidad que vive la sociedad Latinoamericana hoy en día, pues considera que “la música es un bálsamo, la buena música es un canal para pensar, para reflexionar y para crear nuevas propuestas, en el ámbito que sea”, dice.

Más aún la trova, cuya magia considera que surge por ser un pincel capaz de ilustrar nuestra realidad. “La trova, los trovadores, son cronistas de la vida, de las personas y sus avatares – íntimos, sociales, etc. – por lo tanto, ese es un elemento que siempre es atractivo, la gente se siente identificada con la historia de una canción, porque es su historia”, considera.

Por eso es que Pablo Milanés ha sido muy celoso al mantener su esencia durante tanto tiempo, pues no ha querido dejarse seducir por otros géneros o sonidos musicales: “Muchas veces, a lo largo de la vida, seguramente ha habido situaciones en las que se me ha tentado con elegir un camino fácil, más comercial, en el que tenga que ceder a mis principios creativos, pero simplemente no he querido”, recuerda.

Esos testimonios pretende plasmarlos en un futuro en un nuevo documental sobre su vida que pronto comenzará su rodaje.

“Mi hijo Fabien Pissani está en la fase de preproducción de un material biográfico que viene desarrollando desde hace años. Aunque no sé muchos detalles de su proceso de trabajo, seguro que a medio plazo estará listo”, asegura.