abc Radio

Pemex censura riesgos para refinería Dos Bocas

Petróleos Mexicanos (Pemex) ocultó en la versión pública de su Plan de Negocios 12 factores de riesgo que podrían afectar la construcción de la refinería Dos Bocas, en Tabasco.

Una versión sin censura del documento consultada por El Sol de México señala que podrían ajustarse tanto el costo, calculado en 166 mil millones de pesos (ocho mil millones de dólares), como el plazo para terminar la construcción, planeado para mediados de 2022.

El documento considera también que aun con la incorporación de la refinería Dos Bocas en ese año al sistema nacional de refinación, el país no será autosuficiente en cuanto a gasolina, como lo había previsto el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“En el año 2023, la participación de la gasolina producida por Pemex en el abasto del mercado nacional (se prevé) alcance casi el 70 por ciento de la demanda esperada”, precisa. Es decir, el país continuará importando 30 por ciento.

El calendario establece que una vez que inicie operaciones, en el segundo semestre de 2022 procesará 27 mil barriles diarios de crudo. Para el siguiente ejercicio ese volumen aumentará a 320 mil y que así continúe al menos hasta 2030.

Documento completo / Foto: Especial

En materia de riesgos, la petrolera estatal identifica 12 factores que podrían impactar en la construcción de la planta como desviaciones de costo y tiempo de ejecución de proyectos, retrasos en la contratación de desarrolladores o ajustes en el precio de materias primas y productos.

La deficiencia de los entregables de ingeniería (diseños, planos, etc), colocación de pedidos de compra de equipos críticos fuera de tiempo y riesgos de ejecución por distintos eventos como el desempeño de los contratistas, la disponibilidad de equipos y materiales, o las condiciones climáticas, son otros riesgos a considerar.

Asimismo, el documento advierte que puede haber falta de sincronía con las obras de infraestructura externa que no estará a cargo de Pemex, entre la cual hay obras a cargo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y Pemex Logística.

El texto difundido por Pemex bloqueó algunos fragmentos, con el argumento de que contienen secretos comerciales. / Foto: Especial

Para el que será uno de los proyectos estratégicos, el gobierno federal llevará a cabo aportaciones de capital a Pemex por 50 mil millones de pesos en este año; 41 mil millones en 2020; 38 mil millones en 2021 y 37 mil millones en 2022.

El costo total será de 166 mil millones de pesos, según el plan. La obra será coordinada por Petróleos Mexicanos y la Secretaría de Energía (Sener), una decisión tomada por el Presidente luego de que en mayo se declaró desierta la licitación a la que se invitó a cuatro consorcios.

Las empresas invitadas calculaban costos y plazos de ejecución mayores a los estimados por el gobierno federal.

Según el Plan de Negocios quinquenal, la obra se realizará en tres fases, la primera será de adecuación del sitio, posteriormente se licitarán seis paquetes que conforman la construcción de la refinería y, finalmente, la realización de obra externa, que se llevará a cabo en conjunto por distintas dependencias federales.