abc Radio


Reprueba Ana Botín los populismos en AL

  • Tania Aviles
  • Miércoles 29 de mayo de 2019
  • en ABC Noticias

MADRID. Las del populismo realmente no son propuestas, sólo “no me gusta lo que hay”, así describe Ana Botín la situación actual en el mundo, pero en particular la de América Latina (AL).

Frente a ello, la economista que desde 2014 preside el Banco Santander hace un llamado. “Entre todos los ciudadanos, y cada voto cuenta, lo que tenemos que intentar es que cuando se diga que el sistema no funciona, que se propongan una alternativa. Esto es lo más importante y es una responsabilidad que tenemos todos”.

Prudente, señala que el comentario no va dirigido a México. Vamos a trabajar con todos los gobiernos en todos los países en los que estamos y por tanto tenemos confianza en lo que han elegido los mexicanos, o los españoles o los brasileños. Respetamos y vamos a seguir colaborando con cualquier gobierno que haya sido electo democráticamente como ha sido el caso (de México).

Los programas de sostenibilidad fiscal y otros que se están lanzando son importantes, se necesitan para dar confianza a la inversión.

En el XVIII Encuentro Santander América Latina. Tomando las riendas del cambio, la economista recuerda que en esta región del mundo, con 600 millones de habitantes, hay 300 millones de personas de clase media, 60 millones más que hace 15 años. “Que no se nos olvide cómo se ha conseguido incluir 60 millones más a la clase media”.

En América Latina se ha hecho mucho con políticas sociales innovadoras y se han creado 70 millones de empleos, de los cuales 33.7 millones son para mujeres. A pesar de ello, reconoce Botín, aún no es suficiente.

Foto: Xóchitl Bárcenas | El Sol de México Online

“Como Santander, vemos enormes oportunidades en América Latina. Lo hemos visto hace años y lo seguimos pensando, que hay una gran oportunidad en los servicios financieros, donde de los 600 millones, de clase media hay 300 millones que no están incluidos del todo en el sistema (financiero) y 200 millones que están totalmente excluidos, entonces hay una enorme oportunidad”, señaló la economista española en el encuentro.

La proyección para los próximos 10 años en cuanto a crecimiento es que se sumen 60 millones de habitantes a la clase media en la región.

En este contexto, dice la economista, el objetivo es bancarizar a 10 millones de personas.

El camino, agrega, es el crecimiento inclusivo. En esta tarea, el papel de los bancos es mucho más importante de lo que la gente piensa: “Sin bancos que funcionen, sin un sistema financiero que funcione y sea rentable, salvo que alguien tenga una propuesta mejor, no vamos a crecer, aunque no seamos tan simpáticos”.

Sobre los retos en América Latina dice que son muy similares a los que existen en el resto del mundo: mejorar la productividad, es decir la cantidad de empleos que se generan por cada punto que crecemos. Así de fácil y así de difícil, sintetiza.

Se trata de crecer con mayor igualdad. Ese es el gran debate que tenemos que tener y si bien corresponde a los gobiernos a través de políticas públicas, las empresas pueden colaborar, dice la economista, la única mujer al frente de uno de los 40 bancos más grandes del mundo.

 

De la oferta que lanzó el 12 de abril para adquirir el 25 por ciento de las acciones que no posee de su filial en México, Ana Botín responde que la proyección de Banco Santander en América Latina es a largo plazo, pero el mercado no está viendo lo mismo.

Como ejemplo, recuerda que a su llegada a Santander en septiembre de 2014, el banco hizo una oferta para comprar a los “minoritarios” en un momento en que el mercado veía a Brasil diferente. No estaban viendo su potencial y aun así se concretó la operación y el resultado ya se conocen, dice a propósito de la filial carioca que hoy tiene un peso de casi 30 por ciento dentro de la institución financiera.

La oferta para recomprar el 25 por ciento restante es dar un mensaje de confianza en Santander México y en México como país.

A manera de ejemplo, refiere que este es el país que más rápido está creciendo en clientes digitales: los datos del primer trimestre muestran una expansión de casi 60 por ciento, el doble del resultado que obtuvo Brasil en el mismo lapso, que el año pasado era el de mayor crecimiento.