abc Radio


UNAM abre inscripción para participar en el premio a la composición arquitectónica alberto j. pani 2020

La Facultad de Arquitectura (FA) de la UNAM convoca al 36 Premio a la composición arquitectónica Alberto J. Pani 2020, el más importante a nivel nacional en la materia, que por primera vez se realizará a distancia en su totalidad.

El certamen reúne a los mejores estudiantes de las escuelas afiliadas a la Asociación de Instituciones de Enseñanza de la Arquitectura de la República Mexicana (ASINEA), y se efectúa en colaboración con esta agrupación y con la Academia Nacional de Arquitectura.

El director de la FA, Marcos Mazari, comentó que a diferencia de otros años, el certamen se desarrollará a distancia desde la primera etapa. La situación por la que pasamos “debe ser vista como un momento de crecimiento y una ocasión de la enseñanza de la arquitectura. Al no tener que desplazarnos, podrán participar más concursantes y se establecerá un diálogo a través de los medios digitales”.

El Premio Alberto J. Pani es una colaboración interinstitucional entre escuelas de la especialidad, pero también entre la ASINEA, la Academia y el gremio de los arquitectos a través de los colegios de especialistas; “esto permite establecer un diálogo entre el jurado y los competidores, todos ellos alumnos de alto nivel, elegidos por sus instituciones”.

El concurso

Inicia con una primera etapa, llamada corta, donde se inscribe un representante por cada escuela, alumno de los últimos semestres o recién egresado, no mayor a 25 años cumplidos. Se reciben entre 60 y 90 personas de diferentes lugares del país, que trabajan paralelamente sobre un tema específico y en corto tiempo.

Luego, el jurado determina a cinco finalistas para una segunda fase, la larga, que dura alrededor de tres semanas, donde desarrollan un tópico para ser presentado nuevamente al jurado y elegir al ganador.

Se acordó que el certamen sea itinerante, de ese modo la FA convoca y establece un vínculo con otra facultad o escuela que forme parte de la ASINEA, y que puede ubicarse en cualquier parte del territorio nacional. Este año la colaboración es con la Universidad Modelo, de Mérida.

La temática se selecciona entre las dos instituciones, lo que ha permitido a los participantes reconocer la realidad del país y las características ambientales, culturales y sociales de diferentes sitios de la República, explicó Marcos Mazari.

A lo largo de la historia, la competencia ha dado seguimiento a la enseñanza de la arquitectura y a los elementos que se emplean: comenzó con el uso de lápiz y restirador, y hoy se utilizan herramientas digitales. Esto también “ha hecho posible generar una fundamentación ética, indispensable en el progreso del estudiante, que otorga credibilidad en el trabajo que presentan”.

Destacó que lo más importante del premio es que, a pesar de las herramientas digitales, destaca la labor del arquitecto, y aunque ha habido participantes con gran equipamiento e insumos digitales, no son necesariamente quienes llegan a la final.

La primera época del concurso inició entre 1947 y 1949, al constituirse el fondo con una donación del ingeniero Alberto J. Pani para otorgar un galardón anual. La segunda, entre 1985 y 2013, cuando se consideró la realización del concurso corto en la FA, y el largo tomando como sede una instancia afiliada a la ASINEA.

Y la tercera en 2014, con la revisión y actualización de los objetivos académicos, las bases y requisitos, así como de sus características. Ahora comienza una nueva era.

La convocatoria para el 36 Premio está abierta. “Tenemos hasta el 25 de septiembre como fecha límite de inscripción”, anunció.

Marcos Mazari informó que la fase corta se realizará del 5 al 9 de octubre, y la larga, del 12 al 23 del mismo mes. Los participantes tendrán los insumos necesarios para saber dónde se desarrollarán los proyectos: características urbanas, ambientales, paisajistas, equipamiento, conformación social y demás aspectos que se abordan.

A los competidores de la etapa corta se les entregará, en línea, un reconocimiento de participación el 9 de octubre, y a los cinco finalistas se les premiará el 23 de octubre con la medalla Alberto J. Pani y 50 mil pesos para el primer lugar; 10 mil pesos y menciones honoríficas para el resto.