abc Radio


Xiye Bastida: joven mexicana que desafió a los líderes del mundo en la Cumbre Climática

  • Alejandra Trujillo
  • Viernes 23 de abril de 2021
  • en ABC Noticias

Los líderes mundiales reunidos en la Cumbre Climática 2021 fueron sorprendidos por la voz joven Xiye Bastida, una mexicana de 19 años, quién los encaró por los resultados ante el clima.

Xiye es originaria de San Pedro Tultepec, Estados de México, con raíces otomíes (por parte de su padre, Midhe) y nacionalidad chilena (por a su madre Geraldine). Tuvo que migrar a Nueva York por las sequías e inundaciones que azotaron a su familia e hizo imposible seguir viviendo en Tultepec.

“Deben de entender que la era de los combustibles fósiles ha terminado. Necesitamos una transición justa hacia las energías renovables en todo el mundo”, señaló Xiye antes los 40 líderes mundiales, congregados de manera virtual en el foro a los líderes mundiales, reunidos por el Presidente estadounidense Joe Biden.

Inmediatamente a Xiye se le comparó con la joven sueca Greta Thunberg, pues al igual que ella fue crítica e incisiva frente a los líderes, aunque el discurso de la joven latina fue dirigido más hacia las comunidades indígenas afectadas, como su familia, por el cambio climático.

Xiye es líder de Fridays for Future, un movimiento internacional impulsado por Greta Thunberg Forma parte de la Iniciativa Re-Earth: Re Imagine Re-Connect Re-Define y defiende la justicia climática; por eso acusó a 40 líderes mundiales de “perpetuar y defender los dañinos sistemas del colonialismo, la opresión y el capitalismo”.

Ante el señalamiento hacia los jóvenes por su activismo social dijo: “¿Quién está siendo poco realista y poco razonable con estas supuestas soluciones sin ambición? Son ustedes los ingenuos si creen que vamos a sobrevivir a esta crisis sin cambiar nuestra forma de vida. Son ustedes los pesimistas si piensan que no tenemos lo que hay que tener para lograr cambios de verdad”.

Cualquier solución a la crisis climática tendrá que contar “con las voces de las comunidades indígenas y oprimidas junto con los líderes y tomadores de decisiones”, agregó.

Y también es hora “de que dejen de darnos las gracias por ser activistas”, señaló antes de recibir los aplausos de los líderes mundiales por su intervención en la cumbre.