abc Radio


Agua fortificada y no privatizada, así será con la Ley Sustentabilidad Hídrica

  • Lunes 27 de noviembre de 2017
  • en CDMX

La recién aprobada Ley Sustentabilidad Hídrica es una gran noticia, un gran avance que dará las herramientas al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) para no depender de la Secretaría del Medio Ambiente y atender las demandas de los capitalinos con más rapidez.

Además está enfocada en hacer sostenible el servicio, mejorar la calidad y evitar su politización. Con esta normatividad el agua “no se privatiza”, ese es un discurso del partido Morena para manipularla electoralmente, dijo la diputada Wendy González (PAN) en entrevista telefónica para El Sol de México.

El proyecto que se avaló es a 25 años, no se puede resolver esto en poco tiempo, pues la red es vieja y requiere de mucho mantenimiento, pero estamos dejando las bases, dijo, y acotó que actualmente el depender de la Secretaría del Medio Ambiente vuelve los procesos del Sacmex muy burocráticos.

Explicó que uno de los ejes principales es que se vuelve un organismo descentralizado, que sigue dependiendo del gobierno, permanece público, pero ahora tendrá personalidad jurídica, patrimonio propio, autonomía técnica y de gestión.

De acuerdo con lo expuesto con González Urrutia, la cuestión del servicio de aguas pasa de la falta de servicio y la calidad del agua a un asunto de seguridad y protección civil, lo que ha quedado evidenciado con los socavones y el secuestro de pipas por la desesperación ante la falta del líquido.

Otro de sus ejes es la creación de un consejo técnico asesor integrado por la academia, el gobierno y la sociedad civil, que son quienes harán el programa de acción a 25 años, con indicadores y evaluadores, quienes llamarán a poder legislativo y judicial a dar de manera obligatoria el financiamiento que se requiere.

Lamentó que Morena diga que el agua se va a privatizar, ¨es falso, es un discurso que vende pero lo que en realidad hace es condenar a la gente a que siga la situación del agua como está y a manipularla electoralmente, son discursos infames y dolosos”

Uno más de los beneficios de esta Ley es que ahora el sistema estará obligado a indicar en la boleta de cobro cuál es la calidad de agua que reciben los usuarios, y aseveró que eso se traduce en una ayuda en la economía familiar.

Esto es, dijo, “porque la gente que menos tiene es la que más gasta, porque tiene que comprar pipas o agua embotellada, y si hay zonas donde puede ser consumible el agua, la gente por percepción no la utiliza, pero si el sistema nos dice que es agua que podemos consumir, la gente ya comprará agua embotellada”.

Actualmente, añadió, si el sistema de aguas funciona es porque verdaderamente el ingeniero Ramón Aguirre conoce el tema, pero tampoco puede hacer magia, no tiene los recursos para hacerlo, tan sólo desde las facultades.

Sobre ese tema dijo que en un eventual cambio de director, esta figura tendrá un perfil específico, que debe ser un ingeniero calificado para el cargo, esto para evitar decisiones políticas.