abc Radio

Aún no hay detenidos por violación a joven en Azcapotzalco: PGJ

Sin embargo, el vocero de la PGJ, Ulises Lara destacó que hay avances en las investigaciones

El Sol de México en línea

El vocero de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México, Ulises Lara López, dijo que aún no hay detenidos por el caso en el que policías presuntamente violaron a una joven en la alcaldía Azcapotzalco; sin embargo, destacó que hay avances en las investigaciones.

La PGJ declaró, en conferencia de prensa, que la protesta feminista realizada ayer, y en la que arremetieron contra las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública, fue un acto de confrontación y no de conspiración.

“Buscaban un enfrentamiento, por eso rechazamos la violencia, no es la forma de resolver los problemas”.

Las jóvenes se manifestaron en contra de abusos sexuales que sufren las mujeres, y los casos que recientemente se han dado, como la presunta violación de policías a una joven de la alcaldía Azcapotzalco y en el que una menor de edad fue víctima de una violación por parte de un policía bancario en las inmediaciones del Museo Archivo.

“No estamos encubriendo a nadie”
El Maestro Ulises Lara destacó que la Procuraduría General de Justicia es una dependencia confiable, por lo que rechazó estar cubriendo a los culpables, así como fabricar responsables.

“No hay imputado correcto, no estamos encubriendo a nadie”.

Resaltó que si no se han presentado nombres de los responsables, es porque aún no se cuenta con los elementos suficientes como para continuar con el proceso; sin embargo, señaló que continúan las investigaciones para esclarecer los hechos.

Para continuar con el debido proceso legal, es necesario que la víctima ratifique su denuncia, así lo informó el vocero de la PGJ.

Destacó que la joven que sufrió la agresión sexual presenta daños psicológicos, por lo que esperarán el tiempo pertinente para continuar con la investigación.

El Maestro Lara dijo que cuentan con material, el cual debe ser analizado antes de presentar inculpados, pues para presentar culpables se deben realizar hasta pruebas de ADN.