abc Radio

Basta del acoso sexual a las mujeres, pide diputada petista Circe Camacho

Se requiere afianzar los protocolos en las instituciones de procuración de justicia

Aurelio Sánchez | La Prensa

Ciudad de México.- La coordinadora del Grupo Parlamentario Partido del Trabajo, diputada Circe Camacho Bastida, expresó su preocupación por la violencia de género que existe en la actualidad, por lo que pidió a las principales autoridades de la Ciudad de México, erradicar este gran mal pues -dijo- “en este momento la pelota está en nuestra cancha, en la del gobierno”.

La diputada petista fue clara y categórica al señalar que: “En este momento la pelota está en nuestra cancha, en la del gobierno. Es nuestro deber perfeccionar las leyes que castiguen la violencia de género, así como afinar los protocolos en las instituciones de procuración de justicia y generar políticas efectivas”.

Al presentar un punto de acuerdo por el que exhorta a la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX) para que de inmediato realice la solicitud de aleta de violencia contra las mujeres ante las Secretaria de las Mujeres local.

En este mismo sentido, hizo el exhortó a la Secretaria de Seguridad Ciudadana (SSC) a que convoque a la conformación del Consejo Ciudadano para la Seguridad Ciudadana y Procuración de Justicia de la Ciudad de México, y a la Procuraduría General de Justicia para que, en el desarrollo de su labor, lleve a cabo de manera adecuada los protocolos para la procuración de justicia.

“Estamos hasta la madre de salir a las calles con la incertidumbre de si vamos a regresar, como Viviana, que no regresó a su casa del 30 de noviembre de 2018 y hasta ahora no sabemos en dónde está; estamos hasta la madre de tener que vestirnos pensando en si vamos a “provocar” el acoso, como a Gaby, cuando usó el tren ligero y la tocaron sin su consentimiento”, recordó algunos casos actuales de hostigamiento sexual.

Y agregó: “Estamos hasta la madre de subir a un taxi con miedo a que el chofer cambie la ruta, como le pasó a Daniela el 19 de mayo. Estamos hasta la madre de relacionarnos sentimentalmente con una persona con el miedo de que en algún momento pueda matarnos, como le pasó a Itzury el primero de mayo; estamos hasta la madre de seguir viviendo en un país en el que, en promedio, se asesina a una mujer cada dos horas y media”.

Recordó que esta ola de violencia contra las mujeres no es algo nuevo, pues dijo es un problema estructural, es decir la violencia de género va implícita en la ideología capitalista que padecen en todos los ámbitos de su vida.

En 2017, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres solicitó evaluar la pertinencia de declarar la Alerta de Violencia de Género en la Ciudad de México.

Puntualizó que después de un largo proceso de evaluación, investigación y participación de la academia, la sociedad civil y los gobiernos federal y local, el Grupo de Trabajo interinstitucional que se conformó para dicho análisis detectó deficiencias institucionales en las dependencias encargadas de la prevención, atención investigación y sanción de la violencia de género.

Estas fallas estructurales no han podido ser atendidas integralmente y exigen mucho más que disposición de las autoridades. En ellas, señaló “destacan dos: errores en el debido proceso y violencia de género en las propias corporaciones de seguridad pública”.

“Recordemos que las protestas del 16 de agosto fueron convocadas después de que se filtraran datos de una investigación en curso que ponían en riesgo la integridad y seguridad de la víctima, algo que va mucho más allá de la revictimización”.

Remacho al decir que: “las políticas públicas para erradicar la violencia de género deben de ir más allá de regalar silbatos, de separar hombre y mujeres en el metro y de instalar botones de pánico. Este es el reto que como gobierno de la 4ta. Transformación empezamos a asumir.

“Seamos críticos y sensibles para exigir juntos la erradicación de la violencia de género, un tema tan complejo no se resolverá sin la participación de todas y todas desde la calle, así como desde las instituciones de las que somos parte, compañeras y compañeros diputados”.

GB