abc Radio


Burócratas despedidos piden indemnización

Indemnización justa de acuerdo con los años trabajados o reinstalación en otra área o dependencia exigieron extrabajadores de los gobiernos federal y local, quienes se congregaron ayer en la plancha del Zócalo de la Ciudad de México.

Estos exservidores públicos tenían puestos de confianza en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), en el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México (IAPA), en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en la Presidencia de la República, pero con salarios que oscilaban entre los 3 mil 800 pesos a 15 mil pesos mensuales, de acuerdo con testimonios que compartieron a El Sol de México.

“No somos de la burocracia dorada como ha mencionado el presidente Andrés Manuel López Obrador. No nos oponemos a que haya un cambio, sino que se haga conforme a derecho”, dijo un extrabajador del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México (IAPA), quien al igual que a otros 129 compañeros, el 2 de enero les notificaron que desaparecieron su puesto por un cambio de estructura, sin que mediara diálogo alguno por parte de las autoridades.

No recibieron indemnización de ningún tipo, “aunque los trabajadores de confianza -de acuerdo con el Artículo 10 de la Constitución de la Ciudad de México vigente- en caso de despido injustificado, tendrán derecho a una indemnización de tres meses de salario, más 20 días de salario por año”, señaló el exempleado.

La situación de los extrabajadores del SAT que el pasado 20 de diciembre fueron encerrados en una oficina y obligados a firmar su renuncia voluntaria bajo amenaza “de ser cesados por siete años en la administración pública” es de “incertidumbre y violencia psicológica”, ya que les prometieron que a mediados de enero del 2019 se abrirían más plazas para ellos.

Suman más de dos mil 600 trabajadores en todo el país del SAT despedidos, sin embargo -señalaron a este diario-, a algunos les depositaron su quincena el 31 de diciembre, todavía están activos en el sistema, pero “no nos podemos quedar a trabajar.

Aquí hay personal de confianza con multifunciones que ya tenía 28 años trabajando”. Cobraban entre 9 a 11 mil pesos mensuales. “Somos personas calificadas y honestas en nuestros puestos. No somos aviadores, no somos sindicalizados, que son los que están más protegidos”, afirmó una exempleada del Atención al Contribuyente del SAT.

Extrabajadores de la Subdelegación Sur del IMSS en la Ciudad de México, categoría TTT (Trabajadores por Tiempo Determinado), cuyos sueldos van de los 3 mil 800 a los 5 mil pesos mensuales, declararon que ya no les renovaron su contrato a 3 mil trabajadores TTT de las Subdelegaciones de todo el país. “Son desde enfermeras, médicos hasta personal administrativo, con hasta 24 años sin tener ninguna plaza, sin ninguna prestación, solo 5 días de vacaciones, mientras en el IMSS sigue habiendo nóminas confidenciales a través del SNTS”.

Asimismo, 300 trabajadores de la Presidencia de la República, de las áreas de Enlace y Operativo (choferes, mensajeros, atención ciudadana) también fueron liquidados a partir del 17 de diciembre sin “finiquito, sin nada… Somos de confianza.

Unos teníamos dos años trabajando, otros 28 años y tampoco les tocó nada. En la hoja de renuncia dice que donamos nuestro finiquito”, aseguró un trabajador, quien dijo que no ganaba más de 10 mil pesos al mes. “No hubo entrega-recepción de las áreas, sólo ya no nos dejaron pasar a nuestro lugar de trabajo porque ya había otro personal aquí en Palacio Nacional”, dijo una extrabajadora.