abc Radio


Cómo ser voluntario en la CDMX en caso de sismo

Bicitekas AC y Acopio en Bici prepararon una guía de actuación para aquellos ciudadanos que puedan ayudar

Redacción

Durante el desastre del sismo del 19 de septiembre de 2017, los voluntarios fueron pieza clave para demostrar la solidaridad y fuerza para revivir a nuestra Ciudad de México, sin embargo, una parte específica de ellos fue vital para ello: los ciclistas.

La precisa aportación que realizaron quienes rodaron por las calles y lo que la ciudad ha aprendido de ella se ha plasmado ahora en Bicisismo: Manual de Voluntarios en Bicicleta, emprendido por las organizaciones Bicitekas AC y Acopio en Bici para que estemos preparados ante un nuevo desastre.

“Este Manual ciudadano de movilidad resiliente ante sismos fue escrito a cientos de manos, como las cadenas humanas con las que se movió cascajo, con las que se cargó agua y víveres, con la que se cargaron y descargaron camiones de ayuda, con las que levantaron muros y toneladas de concreto o se transportaron medicinas: a pura energía humana, alentados por la generosidad”, se lee en la presentación.

La guía destaca que la bicicleta demostró ser una verdadera opción de movilidad, rápida y a prueba de fallas. Su eficiencia frente al sismo se debió a su agilidad para llegar a puntos de difícil acceso, su bajo impacto en ruido, sobre todo a sitios con colapsos en donde el silencio era indispensable para que equipos de rescate pudieran identificar a víctimas sepultadas bajo escombros.

El documento fue apoyado por el fondo Levantemos México que en septiembre de 2017, lanzaron Diego Luna, Gael García Bernal y Documental Ambulante, como campaña para dar respuesta inmediata a los sismos que azotaron el centro y sureste del país.

Hay cinco guías diferentes, según el tipo de voluntario: en sitio, de datos, en centro de acopio, en refugios temporales y en bicicleta. Todos coinciden en la necesidad de que cada uno de estos trabajos debe hacerse con la mejor organización y eficiencia posible porque la cadena de ayuda se rompe en la medida que alguno de los eslabones falla.

Para ser voluntario en sitio recomiendan dar aviso a las autoridades sobre el desastre. En lo que llegan los servicios de protección civil, rescate y atención de emergencias, se debe apoyar a instalar lo más rápidamente posible una mesa de información.