abc Radio


Debe respetarse la libre creación: Sheinbaum sobre cuadro de Zapata “feminizado”

El titular de la Secretaría de Cultura de CDMX dijo que la instalación del cuadro y la forma en que el artista lo plasmó es un derecho constitucional

Cecilia Nava | El Sol de México

El rescate de los Centros Históricos no solamente tiene que ver con los edificios, sino también con lo que representan en términos de rescate cultural y de libertades artísticas como el cuadro de Emiliano Zapata afeminado, en Palacio de las Bellas Artes, expresó la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

En el marco de la primera cumbre de Centros Históricos que reúne a 24 ciudades y en el 32 aniversario de la declaratoria como patrimonio cultural de la Ciudad de México por la Unesco, declaró que en su proyecto se condesa en una frase: “Constituir, construir y afianzar la Ciudad de México como una ciudad de derecho”.

A propósito de las agresiones contra la comunidad LGBTTTI, la mandataria capitalina expuso que una ciudad de derechos significa también una ciudad en donde se permita la libre manifestación, se rescata la memoria como un derecho, se rescata la libertad de expresión como un derecho, y un derecho a la libertad artística.

“Y quiero decirlo por lo que ocurrió ayer en Bellas Artes, una ciudad donde si bien se respeta la libre manifestación también tiene que respetarse la libre creación”, señaló.

“Y esto representa nuestro Centro Histórico, porque a veces visualimos los patrimonios culturales de la humanidad solamente como su arquitectura, como sus calles, como lo que representa en términos de la historia de estas grandes civilizaciones que tuvo nuestra ciudad”, comentó.

José Alfonso Suárez del Real, titular de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, dijo que la instalación del cuadro con Emiliano Zapata de la forma en lo que plasmó el artista es un derecho constitucional.

“A las personas que han expresado su desacuerdo con esta libertad creativa sobre una obra en particular que creo no ubicaron el espacio donde lo estaban haciendo, ese espacio es un monumento a la concordia quien lo empezó fue Porfirio Díaz, quien lo resguardó fue la Revolución quien lo rehabilitó ya no como teatro nacional sino como Palacio de las Bellas Artes fue precisamente el movimiento revolucionario”, platicó.

Suarez del Real planteó que pueden disentir de la libertad creativa pero no a destruirla pero mucho menos a violentar físicamente a quienes aprecian ese creatividad.

Exhortó a los movimientos que se convocaron en ese espacio a expresar sus desacuerdos por la vía pacífica sólo así se pueden lograr construir acuerdos.