abc Radio


Detectan 230 tomas clandestinas en la Ciudad de México

  • Tania Aviles
  • Miércoles 20 de noviembre de 2019
  • en CDMX

La extracción ilegal de combustible de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) es un delito que cobró auge en la Ciudad de México en los últimos dos años, y que entre los riesgos que genera, además del riesgo de explosividad al ser almacenado de manera irregular, es la contaminación de la red hidráulica, como informó El Sol de México ayer.

Según la respuesta de Pemex a una solicitud de información hecha a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, el huachicoleo en la capital es de este tamaño: 230 tomas clandestinas detectadas entre 2009 y agosto de 2019; 354 denuncias interpuestas por el robo de hidrocarburos entre el 2006 y el 2019; 259 personas detenidas en el mismo lapso y solamente 57 con una sentencia condenatoria.

Asimismo, siete millones 433 mil 950 litros de combustible han sido asegurados entre el año 2000 y el 2019, es decir, producto extraído de manera ilegal, pero que no alcanzó a ser comercializado. Pero las pérdidas no operativas sólo entre 2017 y 2019 alcanzan 39.7 millones de barriles.

En la Ciudad de México existen tres sitios de almacenamiento y distribución: la terminal 18 de marzo, ubicada en Ingenieros Militares 75, colonia Nueva Argentina, alcaldía Miguel Hidalgo; la terminal de “Añil” que se ubica en calle Añil 486, Granjas México, alcaldía Iztacalco, y la terminal de “Barranca del Muerto” en avenida Centenario 301, Col. Merced Gómez, alcaldía Álvaro Obregón.