abc Radio

Era judicial de la CDMX la mujer que se suicidio en el IMSS

Al saber que su madre murió atropellada, dijo la voy a alcanzar.

Sergio Pérez | La Prensa

Ciudad de México.- Al ver grave a su madre en el área de urgencias de un hospital del IMSS, debido a que fue atropellada, una agente de la Policía de Investigación capitalina, decidió suicidarse con su arma de cargo dándose un balazo en la cabeza. Antes de salir al estacionamiento del nosocomio, le dijo a su padre “voy a alcanzarla” en alusión a su mamá, y luego ante la presencia de personas que pasaban por el lugar, se quitó la vida en la colonia Tizapán en la alcaldía de Álvaro Obregón.

Ésta tragedia derivada de la desesperación de una hija, por ver a su mamá en mal estado de salud, se registró la noche del jueves a las 20:55 horas, en la avenida Río Magdalena 289, Col. Tizapán, en la Alcaldía Álvaro Obregón, donde se ubica la clínica 8 del IMSS.

La ahora occisa fue la agente de la Policía de Investigación Verónica Miriam R. J., de 37 años de edad, quien estaba adscrita a la Fiscalía de la Procuraduría en la alcaldía de Tlalpan.

Paramédicos de la ambulancia 30 de la Cruz Roja, diagnosticaron su muerte por disparo de arma de fuego en el cráneo, específicamente en el parietal derecho. La detective quedó tirada en el estacionamiento del área de urgencias, en la referida clínica 8 del IMSS.

Policías preventivos capitalinos, se entrevistaron con el padre de la agente, de 72 años de edad, quién manifiesto que a su esposa, la habían atropellado ese mismo jueves, en la calle de Tarasquillo esquina Ferrocarril de Cuernavaca, en la colonia Pedregal de San Nicolás Totolapan, Cuarta Sección en la alcaldía de Tlalpan.

Por ello se encontraba con su hija en éste nosocomio, donde les informaron que se encontraba muy grave y podría fallecer.

Agregó que al saber esa situación, su hija salió del área de urgencias y le dijo “voy a alcanzarla”, dirigiéndose al estacionamiento, donde se escuchó una detonación.

Al salir a ver qué había pasado descubrió a su hija tirada en el piso, motivo por el cual solicitó los apoyos médicos, sin embargo ya no se pudo hacer nada por ella.

Junto a su cuerpo se encontró su arma de fuego marca Glock, calibre .380 mm, propiedad de la PGJCDMX, con un cartucho percutido. Su padre confirmó que su hija era Policía de Investigación de la Coordinación Tlalpan 3, desde hacía 3 años.

Cabe señalar que una vigilante de seguridad privada de 59 años de edad, de la empresa Servicios Industriales Institucionales, declaró haber visto como la ahora occisa sacó su arma de fuego de una bolsa de mano, y se disparó en la cabeza.

De los hechos tomó conocimiento el Agente del Ministerio Público de la Coordinación Álvaro Obregón Tres, a cuyo anfiteatro fue llevado el cadáver de la detective, iniciándose la carpeta de investigación correspondiente.

GB