abc Radio


Exigen demolición de terraza-antro: consideran que viola uso de suelo

  • Miércoles 18 de julio de 2018
  • en CDMX

P
or considerar que viola el uso de suelo, vecinos de la calle de Toledo, en la colonia Juárez, demandan la demolición de la terraza Toledo Rooftop 39, instalada en la azotea de un edificio de cinco pisos.

El uso de suelo del inmueble de Toledo 39 es HM5, que significa habitacional- mixto de cinco niveles, por lo que los vecinos, encabezados por Federico Arenas, aseguran que la terraza está violando la norma.

“Es claro y evidente que existen algunas irregularidades, no lo puede ocultar la delegación, el tema es que están operando en un sexto piso en un edificio que tiene permiso para cinco pisos.

“Si hay una licencia de construcción el que la otorgó debería ser observado por la Contraloría y aun así demolido el lugar por un mal uso de suelo, están con un tema fuera de norma”, señaló tras una reunión con autoridades capitalinas y delegacionales.

De acuerdo con la directora general de Jurídico y Gobierno de la delegación Cuauhtémoc, Zuleyma Huidobro, no cuentan con un documento que acredite algún tipo de obra, ni tampoco denuncia vecinal o del Gobierno central sobre alguna obra.

Refirió que es el Instituto de Verificación Administración (Invea) el encargado de realizar la revisión del uso de suelo, proceso que inició el 9 de julio y que se prevé se extienda hasta la primera semana de agosto por la suspensión de los términos legales.

Asimismo, comentó que por lo que le compete a la delegación, como es la revisión del Programa Interno de Protección Civil, el Toledo Rooftop 39 cuenta con dicho documento por lo que “hasta este momento no nos da para poner sellos”.

Refirió que en los registros delegacionales este espacio tiene una licencia de funcionamiento como restaurante con venta de bebidas alcohólicas, con un horario de 9:00 a 2:00 horas del día siguiente.

Sin embargo, los vecinos afirman que, pese a que el lugar tiene venta de comida, opera más como un antro o centro nocturnos, pues con las presentaciones de música electrónica el aforo aumento y con ello las afectaciones como ruido, tráfico y presencia de guaruras.

“Somos 300 familias afectadas por las operaciones de un antro que se acaba de abrir y que no ha traído más que problemas. Desde las 14:00 horas hasta las 2:00 del día siguiente recibimos una ola de ruido, más arriba de los 70 decibeles.