abc Radio


Habrá apoyo directo a damnificados del 19S, sin intermediarios: Sheinbaum

  • Lunes 20 de agosto de 2018
  • en CDMX


S

u poca flexibilidad para caminar
era notoria, apoyada de un bastón
Angelina Gómez Muñoz, logró
pararse frente a la jefa de gobierno
electa, Claudia Sheinbaum,
le pidió reconstruir lo que el actual
gobierno capitalino no ha hecho, “ya no
puedo seguir viviendo más en mi casa dañada
por el sismo”.

Sin rehabilitar 52 escuelas dañadas por 19-S en CDMX

Ayer, la futura mandataria capitalina, inició los recorridos para conocer de cerca los problemas que dejó el movimiento telúrico, ahí aprovecharon los cientos de damnificados de la delegación Xochimilco para pedirle reconstruir sus viviendas, calles, mercados, iglesias, y escuelas primarias, luego del siniestro que dejó a su paso el terremoto del 19 de septiembre del año pasado.

undefined

En respuesta, luego de observar algunos daños y escuchar las lamentaciones de los afectados, Sheinbaum declaró que este es el mayor problema, por lo que no hay un censo y el apoyo se ha dado de manera clientelar “a quien era del PRD y quien no, no se le apoyaba”.

“Estoy haciendo este recorrido porque me interesa ver directamente cada una de las problemáticas para que nuestro programa de reconstrucción quede bien elaborado”, indicó.

Reconoció que en las zonas afectadasen Xochimilco hay muchos daños en términosde agua potable, drenaje, vialidades “entonces aquí para San Gregorio Atlapulco, igual para que la mayoría de los pueblos de Xochimilco, vamos a hacer un programa integral de tal manera que no solamente se atienda la vivienda sino también los negocios, y mercados”, ofreció Sheinbaum Pardo

undefined

Ante ella, Gómez Muñoz, quien tiene 77 años y los médicos le diagnosticaron cáncer este año, ya con poco pelo y sus dientes caídos, habló con Sheinbaum pese al tumulto de personas que la rodearon desde su arribo a San Gregorio Atlapulco.

“Ayúdenme, el agua escurre por abajo de mi casa, estoy en mi cerro sin agua y sin luz desde que tembló”, suplicó mientras le corrían las lagrimas en su rostro.

Vive en la avenida Cuauhtémoc, número 37, la mujer para poder seguir el paso de la exjefe delegacional de Tlalpan se apoyó de su brazo. “Nunca me quisieron enviar un DRO (Director Responsable de Obra), yo no puedo andar en el centro para poder arreglar los requisitos que pedían, yo quiero ayuda”.