abc Radio


IMSS fomenta alimentación correcta, actividad física y autocuidado para combatir sobrepeso y obesidad

Laboran en el IMSS más de 11 mil 400 trabajadores encargados de la nutrición y dietética

El personal de nutrición y dietética del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se suma a la batalla para combatir sobrepeso y obesidad, al fomentar estilos de vida saludable que incluye alimentación correcta y variada, actividad física regular, salud mental, socialización y educación para el autocuidado.

En el marco del Día Mundial del Nutricionista, que se conmemora el 11 de agosto, la coordinadora de Programas de Nutrición en la División de Hospitales de Segundo Nivel, María Concepción Domínguez Correa, informó que 11 mil 477 trabajadores están encargados de la nutrición y dietética de la derechohabiencia en todo el país.

El grupo más numeroso que componen las categorías de los Departamentos de Nutrición y Dietética son: Manejador de alimentos (siete mil 373), Nutricionista Dietista (dos mil 248) y Cocinero Técnico 1 (575) y Cocinero Técnico 2 (662).

La especialista del Seguro Social indicó que en el marco de la pandemia por COVID-19, el personal adscrito a los Departamentos de Nutrición y Dietética está capacitado en las medidas de bioseguridad para disminuir infecciones de riesgo de transmisión de virus SARS-CoV-2, tanto a nivel comunitario como áreas en las Unidades Médicas hospitalarias, además de realizar el protocolo de higiene de manos.

Explicó que si bien las medidas de higiene siempre han sido estrictas por tratarse de la preparación de alimentos, en esta emergencia sanitaria se reforzaron medidas preventivas para la mitigación y control de los riesgos para la salud que implica la enfermedad por el virus SARS-CoV-2.

Además, en las áreas de comedor de las unidades médicas hospitalarias se ampliaron los horarios de servicio a fin de evitar aglomeraciones de comensales, se promueve el distanciamiento social en las mesas, asegurar en el acceso la higienización de manos, y realizar actividades de limpieza y desinfección en las áreas antes y después de cada servicio de alimentación, entre otros.

“Muchos problemas de salud se pueden prevenir a través de una alimentación o una dieta saludable. Una buena nutrición previene de varias enfermedades crónicas y asegura una vida sana, larga y de calidad”, aseguró la coordinadora de Programas de Nutrición del IMSS.

Concepción Domínguez Correa explicó que atienden pacientes que acuden a las unidades médicas para recibir orientación y un plan alimentario, y aquellos que se encuentran hospitalizados y reciben diariamente su dieta, al igual que el personal que labora en hospitales y que tiene derecho a los servicios de comedor.

Señaló que los nutricionistas tienen como objetivo fomentar estilos de vida saludable, brindar atención a los pacientes en las diferentes etapas de la vida e impartir sesiones educativas sobre el cuidado de la alimentación.

Además, orientar en el número de raciones para saber las cantidades de alimentos necesarias y lectura de etiquetas para identificar alimentos no recomendables, como “comida chatarra”, bebidas adicionadas de azúcar o lácteas, cereales, dulces, frituras industriales, postres, entre otros.

Domínguez Correa señaló que las y los nutricionistas del IMSS también planifican platillos y desarrollan menús; controlan la materia prima en al almacén de víveres; realizan intervención nutricional individual que considera las necesidades de cada paciente hospitalizado para llegar a un diagnóstico nutricio.

Adicionalmente, elaboran material didáctico y apoyan en el desarrollo proyectos de investigación, actividades educativas, de administración, supervisión, evaluación, docencia y asesoría nutricional a otros profesionales de salud para fortalecer la recuperación de pacientes.