abc Radio


La respuesta mundial por parte de ONU

  • Alejandra Trujillo
  • Miércoles 25 de marzo de 2020
  • en CDMX

Antonio Guterres Secretario General de la ONU mencionó que el objetivo es combatir “el virus en los países más pobres del mundo”

Francisco Osorio | ABC Radio CDMX

El “El Plan Mundial de Respuesta Humanitaria al COVID-19” se extenderá hasta diciembre e incluye donaciones de 2 mil a 12 millones de dólares y busca llevar “ayuda a personas extremadamente vulnerables” como personas con enfermedades crónicas, discapacitadas, adultos mayores, mujeres y niños.

El monto incluye a las diferentes agencias de la ONU (Organización Mundial de la Salud (OMS), Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Alto Comisionado para los Refugiados, la agencia para la infancia Unicef). La OMS recibiría 450 millones de dólares, Unicef 405 millones y el PMA 350 millones.

“Esas personas no tienen un hogar en el que puedan practicar el aislamiento social” y “les falta agua limpia y jabón para realizar el acto más básico de protección personal contra el virus: lavarse las manos” indicó.

El plan que ha lanzado la Agencia de Naciones Unidas (ONU) está dirigido a ayudar a 51 países de Sudamérica, África, Oriente Próximo y Asia a través de las agencias de la ONU y las organizaciones no gubernamentales (ONGs).

Su objetivo es suministrar equipamiento esencial de laboratorio para diagnosticar el virus y suministros médicos para tratar a las personas, instalar puntos de lavado de manos en campamentos y asentamientos, así como poner en marcha campañas de información pública sobre cómo protegerse del virus.

Se buscará establecer puentes aéreos y centros en África, Asia y América Latina para llevar a los trabajadores humanitarios y suministros a donde más se necesitan.

“Hay que ayudar a los más vulnerables entre los vulnerables, los millones y millones de personas que tienen menor capacidad de protegerse”, así mismo indicó que , “es una cuestión de solidaridad humana básica y es crucial para combatir el virus”, concluyó.

En la conferencia estuvo acompañado por el secretario general adjunto de asuntos humanitarios, Mark Lowcock, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, y la directora ejecutiva del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef), Henrietta Fore.