abc Radio

Me libero y lo disfruto: Kenia, pero no dan trabajo a transgéneros

“Me proyecto, me libero, me gusta y lo disfruto”, platica, Kenia Cuevas, mujer transgénero mientras se maquilla en el baño del salón Tropicana, previo a subir al escenario para imitar a la cantante Lupita D´Alessio, en cuyo evento se recaudaron fondos para la Casa de las Muñecas Tiresias A. C.

En punto de las 20:00 horas ya estaban las 10 integrantes para hacer la presentación a favor de la fundación, el tiempo encima y dentro de un baño que de la puerta al lavabo era sólo un paso.

Todas bajo presión, primero porque la convocatoria hecha en redes sociales fue buena pero como siempre sólo llegó la familia, están en primera fila, observan entre risas y decepción.

Una se recoge el cabello rizado color rojo, y se pone una rosa roja para adornar el peinado, otra se recarga en la pared y sume el abdomen para que la amiga le suba el cierre del vestido cargado de piedras brillosas.

 

 

Cae al piso mojado la bolsa de brochas para el maquillaje de Kenia, de pronto la lámpara del baño se apaga pero llega algo de luz del pasillo contiguo. Parada frente al espejo y una noche previa al Día Internacional de la Población LGBTTTI comenta que no hay nada que celebrar.

“Menos cuando cada año matan a nuestras hermanas, cuando no les dan trabajo, cuando no tienen acceso a la salud, no puedo celebrar porque aunque tengamos el cambio de identidad nos siguen discriminando”, expresa mientras se voltea para aclarar que la marcha no es una fiesta, sino una forma de visibilizar los avances y los retos.

Además de Kenia está Daniele Márquez -hombre bigénero-, quien imita a la actriz mexicana de la época de oro Elsa Aguirre.

La fundación brinda acompañamientos integrales a los servicios de salud -se orienta a los enfermos con VIH y se les lleva a las clínicas especializadas para su atención-; también se ayuda en trámites de documentos legales -como es el caso de cambio de identidad-, así como en casos de crímenes de odio y jornadas para integrar a las instituciones con la población.

 

Daniele llamó a esta imitación como un show travesti, en su caso porque biológicamente es hombre, su orientación es homosexual porque le gustan las personas de su mismo sexo pero se considera de identidad femenina y su expresión dentro de la población LGBTTTI es bigénero.

Mientras la maquillaban previo al subir al escenario comenta que mostrar este acto es un deseo de hacer pasar un buen rato a la gente, pero no significa que a esto se dediquen, sino al contrario, cada una cuenta con una profesión.

“Es para mí una manera recreativa de desestresarme, pero a la vez contribuir en algo en esta parte que me dejan ser, porque todavía sufrimos mucha discriminación y más en la parte laboral”, expresa con una sonrisa ya con sus sombras moradas sobre sus parpados.

Kenia cerró el show con la canción Mudanzas dentro del club ubicado sobre Plaza Garibaldi. Hoy la comunidad LGBTTTI festejará 50 años de lucha con una marcha del Ángel de la independencia hacia el Zócalo, donde habrá un concierto.