abc Radio


[Video] Megaplaza en OceanA�a hunde a los vecinos

  • ABC Radio
  • Miércoles 3 de octubre de 2018
  • en CDMX

Entre ocho y 15 casas de la calle Oriente 162, en la colonia Moctezuma II Sección, en la alcaldía de Venustiano Carranza, han sufrido cuarteaduras en muros y vibraciones constantes que han desalineado tuberías. La causa: en frente se construye desde hace más de un año la megaplaza Encuentro Oceanía, por parte de la empresa Pulso Inmobiliario.

undefined

El Sol de México constató en una visita al terreno ubicado en Calzada del Peñón 355 donde el 22 de septiembre se formó un socavón que se tragó un tráiler que la obra ha provocado el hundimiento diferenciado del arroyo vehicular de las calles Oriente 162 y Oriente 158, además de que en todo el perímetro del predio las banquetas están severamente quebradas en franco desnivel.

undefined

“Por causa de la construcción de la plaza los vecinos hemos tenido problemas, día a día se hacen más obvios los daños a las viviendas, todas las casas se están jalando hacia donde está la construcción porque excavaron tres pisos hacia abajo. Hay cuarteaduras en muros y separación de tuberías”, contó Francisco Gutiérrez, vecino de Oriente 162 número 335.

undefined

Información de la empresa Pulso Inmobiliario indica que Encuentro Oceanía tendrá dos niveles subterráneos de estacionamiento con espacio para tres mil autos; un sótano, planta baja y dos niveles para los más de 200 locales comerciales que incluirán 15 salas de cine, ocho restaurantes, un supermercado. En la azotea están proyectadas dos canchas de futbol.

undefined

Si bien los vecinos no están en contra de la construcción de este complejo comercial de más de 72 mil metros cuadrados de construcción, considerado un Lifestyle Center -espacio que combina entretenimiento, servicios y comercio- sí demandan que la construcción cuente con los permisos correspondiente y se haga con apego a las normas de protección civil.

undefined

“No estamos en contra de que se haga la plaza, sin embargo sí queremos que tenga los permisos pertinentes, que se haga con la mayor precaución y que sea una zona segura, si no va a pasar lo que pasó en el Colegio Rébsamen o algunas otras construcciones que se suponía eran seguras y ocurren desgracias”, dijo Andrea Medina, también vecina de la calle Oriente 162, frente a la mega plaza.

undefined

Durante un recorrido se comprobó que por medio de mangueras la constructora drena miles de litros de agua que envía directamente a las coladeras del drenaje, lo que para los vecinos implica un desperdicio de agua grave y una situación de riesgo pues la extracción de agua podría reblandecer el subsuelo y provocar más hundimientos, mismos que previo a la obra no existían.

Al respecto Medina dijo: “cuando ocurrió el socavón nos preocupó, porque si un tráiler se hundió por la mala infraestructura que están implementando (en la plaza), entonces no queremos imaginar cuando esté ya la plaza con las tiendas, obviamente va a pesar mucho más que un tráiler, en ese sentido nos preocupa porque estamos a un lado y podría chupar las casas aledañas”.

undefined

A decir del gobierno capitalino, el socavón se originó por el deficiente diseño y construcción de un muro de contención que debía garantizar la estabilidad de la excavación profunda. Aunado a ello la intensa lluvia del 22 de septiembre saturó el suelo y causó filtraciones de agua en la obra que provocó mayores esfuerzos.

undefined

A fin de comprobar que la obra de la plaza es regular, las diputadas de Morena, Lourdes Paz y Guadalupe Morales promovieron un punto de acuerdo para solicitar los permisos a la alcaldía de Venustiano Carranza, a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, además de que pidieron una visita de verificación al Invea. El plazo de las autoridades para acatar el Diclofenac gel online exhorto vence la próxima semana.

A unos metros de ahí, en la estación Oceanía de la Línea 5 del Metro, ubicada cerca del cerro del Peñón de los Baños, el Sistema de Transporte Colectivo detectó un hundimiento de la zona de 25 centímetros por año que ha afectado la pendiente entre las estaciones Oceanía y Terminal Aérea, donde el mayo de 2015 hubo un alcance de trenes, justo por la severa inclinación en el trazo.