abc Radio


Mikel Arriola rechaza apostar su candidatura con Barrales

  • Miércoles 16 de mayo de 2018
  • en CDMX

Luego del segundo debate chilango entre aspirantes a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, el candidato del PRI, Mikel Arriola, rechazó apostar su candidatura con la perredista Alejandra Barrales.

Lo anterior luego de que en medio del debate, el abanderado tricolor criticó la posesión de Barrales de un departamento en Miami, Florida, y cuestionó si es propietaria de otro en Rubén Darío 225, en Polanco, una de las zonas más exclusivas de la ciudad.

En respuesta, la candidata de la coalición Por la CDMX al Frente, retó a Arriola Peñalosa a que, si comprueba que efectivamente es propietaria del inmueble, ella renuncia a su candidatura, de lo contrario, él deberá hacer lo propio con su nominación.

Minuto a minuto: así se vive el segundo #DebateChilango

Tras el reto de Barrales, los moderadores del debate, Ricardo Raphael e Irma Pérez Lince preguntaron a Mikel Arriola si quería hacer uso de su réplica para responder a la perredista “¿o seguimos?”, a lo que el abanderado tricolor se limitó a responder: “seguimos”.

A la salida del segundo encuentro, Arriola justificó que él solamente cuestionó si es propietaria o no del departamento en Rubén Darío 225, por lo que rechazó apostar su candidatura y, dijo, en caso de que esté equivocado, solamente pediría una disculpa.

Hay elementos, todavía no se puede ver en el Registro Público, porque está en preventa, pero sí hay fideicomisos donde ha habido operaciones, por eso yo, antes de acusar, pregunté, y ya vieron cómo se puso, se enojó mucho

¿Aceptará el reto? Se le insistió, a lo que dijo: “yo me mantengo en si se acredita que no es de ella, que para eso falta mucho, yo pediría una disculpa; mi candidatura está firme, no la voy a apostar, es irresponsable”.

A decir del candidato del PRI, los departamentos en la calle de Rubén Darío, en Polanco, tienen un valor entre los dos y cinco millones de dólares.

Asimismo adelantó que este jueves presentará un informe que aportó a la Procuraduría General de la República (PGR) “para seguir resolviendo el misterio que destapamos respecto de sus ingresos y sus gastos”.