abc Radio


Nace Fiscalía de la CDMX con vicios y carencias

El Comité Hipódromo asegura que en los juzgados penales se favorece a los delincuentes

Manuel Cosme | El Sol de México

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCM) solamente cambió de nombre, porque prevalecen vicios, carencias, tiene un aparato burocrático maleado e infraestructura deficiente, denunciaron ayer vecinos de la colonia Hipódromo.

Durante una conferencia de prensa, Rafael Guarneros, presidente del Comité Fundacional de la zona, le dio un voto de confianza a la titular de esa institución, Ernestina Godoy, para que tenga un papel exitoso por el bien de los capitalinos. Presentó una lista de cinco casos pendientes de esclarecer registrados en el área, como el de Cristina Vázquez, quien fue asesinada el año pasado y cuyas investigaciones no avanzan.

Con base en esos asuntos concretos, afirmó que sigue la incapacidad del gobierno para hacer justicia y erradicar la corrupción, hay complicidad y simulación en la Ciudad de México.
El pasado viernes, Godoy se fijo como meta de la Fiscalía la creación de nuevas áreas en los Ministerios Públicos, la implementación de la denuncia digital y el combate a las redes de complicidad entre la dependencia y organizaciones delictivas.

“De nada sirve que los ciudadanos estemos dispuestos a denunciar, si a la policía se le pierden los detenidos en el trayecto al juez cívico o al Ministerio Público; o si en el Ministerio Público se pierden los expedientes; o si en el Juzgado Cívico se realizan audiencias en privado y toman decisiones en favor del infractor.

“Y si en el Ministerio Público se impide a un familiar o persona cercana a la víctima estar presente en su comparecencia para evitar que el Ministerio Público manipule la captura de la declaración de la víctima o ésta para favorecer a la parte acusada”, señaló el líder vecinal.

A esto añadió, que en los juzgados penales se favorece a los delincuentes y se tienen casos de liberación de los mismos o infractores, aunque hayan sido detenidos en flagrancia.

La nueva fiscal se comprometió a capacitar a 50 ministerios públicos y 225 policías de investigación para que den seguimiento a los casos desde el juicio hasta la sentencia.

Como último asunto, el comité lo radicó en la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana contra policías que no presentaron a un detenido ante un juez cívico, porque agredió a una mujer con un golpe en la cabeza.