abc Radio


Operan en la capital 12 bandas de narcomenudistas

Las organizaciones delictivas que operan la venta de drogas en la Ciudad de México pueden llegar hasta 12 y no nada más cuatro como lo informó en su momento la administración anterior, estableció ayer el secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez, quien precisó que no son cárteles como lo entiende la gente sino grupos criminales que con tal de mantenerse se mueven con bajo perfil.

El jefe policíaco fue entrevistado en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, donde asistió a la reunión diaria del gabinete local de seguridad y se revisó el caso de la alcaldía de Gustavo A. Madero.

En ese lugar, dio a conocer que la corporación a su cargo logró la detención de 12 colombianos, quienes prestaban dinero con el sistema “gota a gota” y que aseguraron trabajar para la Unión Tepito, aunque eso aún está en investigación.

Explicó que en la Ciudad de México están presentes, entre otras, la Antiunión- Tepito, la Unión Tepito, el Cártel de Tláhuac, Los Rodolfos y Los Molina, que son las organizaciones delictivas que se tienen identificadas por investigaciones de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de Méxicio.

Indicó que no se puede hablar de cárteles de la droga: “Eso no es un tema jurídico, es un tema de qué entiende la ciudadanía, yo hablo de organizaciones delictivas y de esas no hay cuatro o cinco, hay 10, 12, pero no son cárteles como los entiende la gente”.

“Sin embargo, en algunos casos han estado latentes, es decir, no han estado expresándose en términos de generación de violencia, incluso en términos de otro tipo de actividades…Evidente quienes sí están activos son sí están activos son Los Rodolfos y Los Molina, que son los generadores de violencia en los Culhuacanes”, comentó Orta Martínez.

Foto: Luis Barrera

En lo que se refiere a la campaña contra los préstamos “gota a gota”, afirmó que se tienen varias denuncias con el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia y casos resueltos en las que están implicadas bandas de sudamericanos.

Resaltó que la captura de los 12 colombianos fue posible a partir de que se invitó a los comerciantes a denunciar anónimamente dichos créditos al call-center de ese organismo “y en estos casos se han agarrado en flagrancia, que es lo que nosotros podemos hacer, hay otras líneas de investigación de la procuraduría”.

Al hablar de otro tema, se mostró convencido que hay delincuencia organizada tras los recientes despojos de inmuebles y de que esos operativos son orquestados, pues los dueños han referido que recibieron amenazas previas.

Reveló que se interrogó a una persona que resultó herida durante el enfrentamiento en Manzanares, y a quien se le preguntó: “¿Y tú qué estabas haciendo ahí? Y respondió: es que a mí me contrataron como cargador para los despojos” o sea, ya se habla de una organización.