abc Radio


Rechaza AMIA cambios a la verificación

Destaca que el programa no corresponde a una política integral que contribuya a mejorar la calidad del aire

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) rechazó los cambios efectuados al Programa de Verificación Vehicular Obligatorio (PVVO) definidos por la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came), pues no corresponden a una política pública integral que contribuya a la mejora de la problemática de la calidad del aire en la Zona Metropolitana del Valle de México.

En lo que fue la postura oficial del sector automotriz en la Ciudad de México, la AMIA destacó que las unidades del transporte público y de carga aportan 15.1 por ciento y 23.7 por ciento de emisiones contaminantes y, sin embargo, no tendrán ninguna modificación en el Programa de Verificación Vehicular Obligatorio, cuyas modificaciones fueron anunciadas el pasado 20 de diciembre por la Came.

Externó que “en países como Estados Unidos, Suecia, Alemania, Francia, Holanda, entre otros, dan incentivos a los consumidores para comprar vehículos nuevos, con el fin de fomentar una cultura de renovación del parque vehicular para cumplir con las tendencias globales en materia de medio ambiente.

“La medida que entró en vigor a partir del 1° de enero de 2020 establece que sólo una parte de los vehículos nuevos (particulares y camionetas) podrán obtener el holograma doble cero y el resto serán acreedores al holograma cero, a pesar de ser los autos que menos emisiones contaminantes generan al medio ambiente, con apenas 1 por ciento y el 0.8 por ciento del total de Material Particulado (PM) de 10 y 2.5 micrómetros de diámetro, respectivamente”., manifestó la AMIA en un comunicado de presa.

Indicó que mientras los holograma 0 generan 6.6 por ciento y 5.5 por ciento; los de engomado 1 y 2 emiten 6.6 por ciento y 5.6 por ciento.

Además, manifestó el compromiso de la industria automotriz con México y su medio ambiente y propuso trabajar en programas a mediano y largo plazo que tomen en cuenta diversos factores como: producir o importar combustibles de alta calidad (por ejemplo, ultra bajo contenido de azufre) para que los vehículos nuevos que hoy ya existen en el mercado y que son más limpios y más eficientes de lo que exigen las normas oficiales mexicanas, puedan tener aún mejor desempeño ambiental y generar en conjunto una cultura que favorezca la renovación del parque vehicular como sucede en Europa y en los Estados Unidos.

También señaló: “Como uno de los actores principales para el desarrollo económico y social de México, hoy más que nunca a nombre de la industria automotriz, refrendamos nuestro compromiso con los ciudadanos y, como siempre, estamos en la mejor disposición de colaborar para impulsar políticas públicas integrales que beneficien a la sociedad mexicana y al medio ambiente”.

Y dejó claro que la industria automotriz mexicana siempre ha colaborado de manera cercana y coordinada con las autoridades, con el fin de impulsar el desarrollo económico y el bienestar social de las familias mexicanas que dependen directa e indirectamente de nuestro sector.

La AMIA reafirmó su compromiso de mantener un diálogo abierto y transparente con el sector público, privado y social del país, con el objetivo de trabajar en conjunto en políticas integrales que prevalezcan y fomenten mejoras al cuidado del medio ambiente y bienestar de los mexicanos.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, indicó que el propósito de este nuevo programa además de disminuir las emisiones contaminantes y mejorar la calidad del aire es motivar a los ciudadanos a no usar tanto el vehículo particular (más de cinco millones de unidades circulando por las calles y avenidas) y mejorar la movilidad de la Ciudad de México que es una de las más caóticas en cuestión de tráfico.

De acuerdo con el programa de la Came, el holograma doble cero tiene dos vertientes, la primera es para los autos que por su baja densidad de contamintes puedan obtenerla en dos ocasiones por dos años (con un rendimiento mínimo de 16 kilómetros por litro de gasolina); la segunda solamente una vez por dos años y será para aquellos que tengan un desempeño mínimo de 13.5 kilómetros por litro.