abc Radio


Haz magia en la cocina a la hora del recalentado

Aceptémoslo: En México el festejo de Navidad no termina en Nochebuena, sino que se extiende muy pasado el mediodía de Navidad, después de que todos degustaron el típico recalentado.

El problema con el que muchos se cruzan es que después de aplicar toda la creatividad a la cena, a la hora de llegar la comida del día siguiente sólo se les ocurre servir lo mismo que la noche anterior.

Sin embargo, como bien apunta el chef Pau Verdura, Director Operativo de Keat, las posibilidades de la cocina son ilimitadas y siempre es posible explorarlas.

 

“Podemos picar el pavo y mezclarlo con su gravy y con una bechamel espesa. Este relleno nos puede servir como relleno de unos canelones o hasta para hacer unas deliciosas croquetas. También podemos cortar la carne a cuadritos y mezclarla con un poco de cebolla cruda, apio crudo y si le añadimos una mezcla de crema, mayonesa y curry, obtenemos una increíble ensalada hindú, exótica y fresca”, señala.

Cuartoscuro

 

Con los romeritos, añade, se pueden hacer unas ricas empanadas con masa de hojaldre.

“(En el caso del bacalao podemos elaborar) tortas de bacalao con frijol refrito y rajas de jalapeño rojas. O podemos rellenar unos pimientos del piquillo y hacer unos montaditos. O incluso, si sobró poquito, podemos hacer una tortilla española de bacalao, para comer caliente y también fría”, agrega.

 

Creative Commons

Si lo que cocinamos fue pierna o lomo de cerdo, el chef Verdura sugiere preparar unas tortitas de lomo estilo San Luis Potosí o de pierna estilo DF, también unos fideos ramen con caldo de res, huevo cocido y hasta cebollín o hasta una sopa Daikon.

“O podemos picar la carne finamente, añadir salsa de tomate y mezclar con pasta corta, cubrir de queso y gratinarlos al horno para tener un plato de pasta espectacular”, explica.

Sin embargo, como no sólo tenemos los platillos fuertes, podemos experimentar también con las sopas. En ese sentido, el chef Pau Verdura dice que las sopas aguadas tienden a mejorar con los recalentados y él prefiere dejarlas así, pero en el caso de las pastas se pueden saltear con mantequilla para recuperarlas.

“(Con las bebidas) podemos hacer una sangría de vino espumoso, por ejemplo de Cava, añadiendo fruta picada y un jugo de nuestra preferencia. También podemos experimentar con versiones nuevas del ponche tradicional, sustituyendo el tamarindo por piña y jengibre”, explica.

Creative Commons

Como buen catalán que es, sugiere agregar postres de la tradición en España, como turrones y barquillos para darle un toque especial al recalentado.

Su sugerencia principal, sin embargo, es mirar al mundo en lugar de a nosotros mismos.

“Cada país celebra la Navidad consumiendo algunas delicias, y siempre es divertido variar y atreverse a probar cosas nuevas. En familia sabe mejor”.