abc Radio


La final del Handicap Classic Polo Cup 2017 se vivió un espíritu altruista

  • Jueves 14 de diciembre de 2017
  • en Círculos

La destreza y la elegancia del llamado deporte de reyes fueron las protagonistas, en la final del Handicap Classic Polo Cup 2017 en el Club Ameyalco, donde además, destacó un espíritu altruista con una subasta a favor de la asociación Iluminemos de Azul que preside Gerardo Gaya.

Desde las 11:00 Hrs. y pese al intenso frío que se sentía en la localidad del Estado de México, comenzaron las actividades recreativas y la segunda edición del torneo presentado por la Federación Mexicana de Polo (FMP) y el jugador Antonio Madrazo, quien fue el anfitrión del acontecimiento deportivo.

Todo inició con una competencia amistosa con la familia Garibay en la que adultos y pequeños deportistas, mostraron su pasión por el polo.

Fernando Espinoza narró cada uno de los enfrentamientos de la competencia entre competidores nacionales y mundiales.

Al término de la contienda se llevó a cabo la premiación de los ganadores que fueron los del equipo Lincoln quienes finalmente compitieron contra Shambala.

En el marco del suceso de élite se entregó el reconocimiento “Jesús Solórzano”, creador del Club de Polo  Ameyalco y matador de toros quien falleciera este año, y quien también fuera un connotado polista. El galardón fue para Benjamín Araya quien ha sobresalido por su porte y habilidad deportiva.

Posteriormente, se realizó la puja a beneficio de la institución que apoya a personas con autismo, en la que obras de arte se pusieron a consideración de los asistentes.

El mazo que donó Araya para la causa salió con una oferta de 2 mil pesos y finalmente se adquirió en 5 mil pesos. 

Para recaudar más fondos para la acción a beneficio, se vendieron playeras con la imagen de una de las piezas donadas esa tarde.

Al cierre del Handicap Classic Polo Cup 2017 se ofreció con una espectacular fiesta amenizada por Djs, con la presencia de modelos y figuras de distintos ámbitos como el empresarial, deportivo y social.

Esta es la segunda edición del  torneo a la que acudieron cerca de 500 asitentes entre los que se encotraban también, algunos embajadores de distintos países.