abc Radio


Algo de ayer… Los patios de vecindad

  • Domingo 9 de abril de 2017
  • en Cultura

por José Romero Guereña

Orizaba, Ver. (OEM-Informex).- Hace algunos años escribí sobre este tema, pero es tan interesante que hoy lo vuelvo a describir.

Patio es un terreno rodeado generalmente de una construcción o barda, si son varias construcciones de una o dos piezas, ocasionalmente más, estamos hablando de un patio de vecindad.

soldominical-orizaba-vecindades2

Los patios de vecindad tienen generalmente varios inquilinos, en los que se desarrollan muchas convivencias y relaciones sociales diversas, de diversión, de apoyo moral y material, de amistad, de compadrazgo, de labores, de credo religioso, etcétera, excepcionalmente de malos chismes y de rencillas que pueden conducir a alguna tragedia.

Los patios tienen cuartos o accesorios, como decían en la capital, y algunos tienen el privilegio de ser puerta a la calle, casi siempre para las personas de mejor condición económica, algunas con baño.

soldominical-orizaba-vecindades3

En el espacio que limitan las construcciones se encuentran baños colectivos, algunos a la antigua son de fosa, también un grupo de lavaderos para compartir y entablar las conversaciones del momento, tiempo para hacer alguna invitación para una fiesta, después pasar a los asoleaderos, antiguamente depósitos de piedra de cerro (de cantera), sobre los que se secaba la ropa o bien tendederos hechos con sogas torcidas en los que se insertaba la ropa que se iba a secar, a veces objetos de discusión por no alcanzar algunas amas de casa un lavadero, agua o tendedero.

soldominical-orizaba-vecindades4

El patio tenía su red de distribución de la corriente eléctrica, casi siempre en el zaguán de entrada general, y que junto vivía el portero, al que había que gratificar los inquilinos que tenían un cuarto interior y que llegaban tarde (después de las 22 horas). Los patios de vecindad pueden ser muy antiguos, como los antiguos mesones, que algunos terminaron como patios de vecindad (Mesón de San Juan de Dios).

soldominical-orizaba-vecindades5

Solicité verbalmente a los encargados (de esa rama de los patios) de los ayuntamientos pasados una lista de los patios de vecindad, pero ninguno la tuvo; hace como veinte años un presidente municipal se dio la tarea de “modernizar esos patios”, prometió darme la lista , pero lamentablemente falleció.

El doctor Carlos Calero Elourdy, que fue Jefe de la Jurisdicción Sanitaria de Orizaba, hizo una monografía del municipio en 1950, y menciona en ella que de acuerdo con los censos realizados por algunas antiguas autoridades municipales, existían registrados en la ciudad 565 patios de vecindad, con sus cuartos (o accesorios, como decían en la capital), de construcción variable, hechos de madera y con techo de lámina de cartón o algunos techos con lámina de plástico o de zinc, para cubrirse de la lluvia.

soldominical-orizaba-vecindades6

Otros han sido fabricados de mampostería, hechos con piedra y ladrillo y con bóveda catalana, como sucedió con el llamado patio de “ladrillos”, y en todo el conjunto de patios Vivian por los menos tres mil familias, hoy se supone que quedan unos 300 patios y muchos han sido fraccionados y remodelados.

En los patios han vivido jefes de familia dedicados a distintos oficios y profesiones: ferrocarrileros, obreros textiles, peluqueros, nacateros, zapateros, boleros, albañiles, obreros cerveceros, comerciantes ambulantes y fijos, profesores, etcétera, y las familias compuestas por los padres, los hijos, nietos, abuelos, tíos, primos, según la prole de numerosa, en pocos casos la madre soltera acompañada de todos los ya señalados, y en ocasiones ancianos ya pensionados, obreros de la papelera, de la fabrica de cemento, de las instituciones de salud.

soldominical-orizaba-vecindades7

Recuerdo algunos señores cerca del asoleadero estar sentados sobre cajones de jabón y teniendo otra caja como mesa para estar jugando al póker, burro, brisca, conquianes o albures, don Joaquín, don Enrique, don Chicho el peluquero, pero al final todos dispuestos a cooperar en el mantenimiento y reconstrucción de los cuartos, según sus “posibilidades”, en ocasiones eran insuficientes para evitar el estado ruinoso que traen como consecuencia los elementos naturales en Orizaba, la eterna Pluviosilla, la lluvia, el viento, los temblores.

soldominical-orizaba-vecindades8

Un sujeto de nombre Herón Proal en las primeras décadas del siglo XX tuvo que ver con el congelamiento de las rentas de casas de alquiler, incluyendo los patios de vecindad, los dueños en represalia ya no se preocuparon por dar mantenimiento a las construcciones y algunos hasta prefirieron perder no solamente la renta, sino el predio, hasta antes de la octava década, pero muchos patios están sujetos a procedimientos legales por intestados o por otras causas, por lo que no pueden darles mantenimiento adecuado.

soldominical-orizaba-vecindades9

Algunos patios tienen su leyenda

Generalmente los barrios se llenaban de patios de vecindad, el que esto escribe, llevado por mis padres, después de habitar en el Patio de Ladrillos de la calle de Jalapilla (ahí nací), (cito en la calle Sur 11, esquina sureste con Avenida Oriente 12), era una accesoria, tenía una puerta a la calle y al fondo otra que comunicaba el gran patio de todos nuestros vecinos; después fui llevado por mis padres a una casa sola, más grande, puerta a la Avenida Poniente 9, con baño, tanque, lavadero y agua potable, situada en el llamado Barrio de Ravelo, aquí en este barrio pude contar fácilmente siete patios, sin pensarlo mucho, a saber de la Tampiqueña, del Parián (Antiguo Mercado), de los almacenes de Bonilla o de la Mucurita (olla de barro ), de mi Bohío (hogar), de San Antonio o de Amozoquito, de San Joaquín.

soldominical-orizaba-vecindades10

Algunos de los patios tienen su leyenda o su cuento o su anécdota, como el patio del Sagrado Corazón de Jesús, en la Poniente 7 número 635, en el que nació una presunta guerrillera de la época contemporánea a la llamaron la Coronela Aurora.

Uno de los grandes patios de vecindad y con cerca de dos siglos fue el patio del Ex – Convento de San José de Gracia, que con la publicación de las Leyes de Reforma, este edificio fue expropiado y fue usado mas de cien años como patio de vecindad.

soldominical-orizaba-vecindades11

En el pasado los frailes de la Orden de San Francisco de Asís pretendieron rescatarlo, con apoyo de la iniciativa privada y del Gobierno del estado, el Ex Convento de San José de Gracia, ubicado en Orizaba, es una joya arquitectónica construida con planos de Manuel Tolsá a inicios del siglo XIX (1802); se haría la restauración primero del edificio y después recuperarlo, tanto para uso de la parroquia como para hacerlo un museo y una biblioteca.

El Ex Convento de San José está construido sobre una hectárea de terreno, consta de un edificio de 3 niveles, con dos claustros, el mayor y el inferior, así como una serie de aéreas de salones, pasillos y túneles que en su momento fueron sede de la preparación de frailes que servirían para la evangelización.

soldominical-orizaba-vecindades12

Desde el año de 1994 a la fecha no recibió mantenimiento, sus paredes tienen humedad, los techos están a punto de derrumbarse y la historia de este edificio a punto de perderse, pero afortunadamente el Ayuntamiento actual (2015-2017). Le ha hecho algunas mejoras, las más necesarias. Alguna vez como médico fui a una visita a domicilio y al andar en sus pasillos daba la impresión de que se hallaba uno perdido, era de aspecto lúgubre y escasamente iluminado, en pleno día.

soldominical-orizaba-vecindades15

 

En el patio de Parián, cuando yo lo conocí en el fondo había un grupo de marmolearos dedicados a hacer monumentos mortuorios para el panteón y para algunas otras construcciones, el resto estaba ocupado por tortillerías y a la mitad del patio existían unos cuartos como gimnasio, para ejercicio de algunos atletas, creo que por esto la pulquería de la esquina de enfrente tomó el nombre de  Los Atletas, en la esquina de la misma acera existe la cantina La Tampiqueña (Casa Estrada), ambos sitios mencionados igualmente que la Numancia, cercano al parque Apolinar Castillo, existen desde finales del siglo XIX.

soldominical-orizaba-vecindades14

A éstos había que agregar el patio donde vivía el Charrito Aquilino, fogonero del tren fantasma, el predio lo ocupa un hotel, el patio de los almacenes, ahora es estacionamiento del restaurante Romanchu, ya desaparecido, y el de mi Bohio, el de Mucurita, también ya desaparecieron.

Con la ayuda de mi fotógrafo don Sergio Rodríguez García, logré tener noción de otros 30 patios, aparte de los que he mencionado en párrafos anteriores, pero desgraciadamente de esos 30 patios, 20, o sea el 66 por ciento, ya perdieron sus nombres, porque los nuevos habitantes ya no lo saben.

soldominical-orizaba-vecindades16

Los nombres rescatados en la primer encuesta son: La Borda, América, San Antonio, Pichucalco, Vida Nueva, La Ciudad Perdida, Sagrado Corazón de Jesús, del Arenal, de la Suiza, del Charrito Aquileo, San Ramón Nonato, San Joaquín, La Bayuca- (Taberna), San José, Guadalupe, Cuartos del Año, Tampiqueña (Benito), Obreros, Almacenes, Bonilla (Maurita), de Ladrillos, del Ex – Convento de San José, Santa Anita, La Diana, Segundo Frente, Hortelano, III Huertas, del Paragüero, Patio de las Viudas, ubicado en 1º. de Mercaderes No. 32 hoy poniente 5.