abc Radio


Antropólogos de la ENAH y el Max Planck identifican genéticamente africanos de primera generación en las Américas

  • Tania Aviles
  • Jueves 30 de abril de 2020
  • en Cultura

 

Por primera vez, científicos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana (MPI-SHH, por sus siglas en inglés) en Alemania, han identificado genéticamente africanos de primera generación en las Américas.

 

Así lo da a conocer un artículo que describe el trabajo de investigación multidisciplinaria de genética molecular, etnohistoria y bioarqueología, realizado en colaboración por investigadores de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) y científicos del Instituto Max Planck, publicado este día en la revista científica Current Biology.

 

El estudio presenta la aplicación de un conjunto de métodos y técnicas para mostrar la primera caracterización en profundidad de esclavos africanos de primera generación en el México colonial, un grupo históricamente oprimido, advierten los autores del artículo, encabezados por Johannes Krause, investigador del MPI-SHH; Rodrigo Barquera, químico farmacobiólogo de la ENAH, quien realiza su doctorado en el MPI-SHH; y Víctor Acuña y Lourdes Márquez, de los laboratorios de Genética Molecular y de Osteología de la ENAH, respectivamente.

 

Los antropólogos utilizaron un enfoque bioarqueológico, el cual combina datos genéticos humanos con estudios osteológicos, análisis de isótopos estables de carbono y nitrógeno, y análisis de isótopos de estroncio, información etnohistórica, así como una detección molecular de posibles patógenos, para conocer los orígenes, el estado de salud y el historial de vida de tres africanos esclavizados, cuyos restos fueron encontrados en uno de los primeros hospitales de la Ciudad de México.

 

Las muestras analizadas provienen de ejemplares hallados en 1992,  en un entierro masivo, en el Hospital Real de San José de los Naturales, cuya colección se encuentra resguardada en el Laboratorio de Osteología de Posgrado de la ENAH, donde se estudian desde 1996.

 

La información científica se logró mediante la reconstrucción de los orígenes y las historias de vida de los tres individuos africanos, comprobando, mediante los estudios tanto de ADN mitocondrial y cromosoma Y, como a nivel de genoma completo, que provienen del África Subsahariana; y mediante análisis de isotopos, los cuales arrojan información sobre su dieta durante la infancia, cuyos resultados revelan que su alimentación en los primeros años de vida coincide con la que se consume en  la misma región africana, por lo tanto debieron llegar a América siendo adultos.

 

Estos descubrimientos son un aporte al conocimiento de nuestra diversidad étnica y cultural, desde las aulas y laboratorios de la ENAH, donde se han formado todos los antropólogos físicos que tiene el país, comenta la profesora emérita del INAH, Lourdes Márquez Morfín, miembro del equipo de investigación etnohistórica y bioarqueológica del proyecto.