abc Radio


Apizaco, una bella ciudad ferrocarrilera

  • Lunes 6 de marzo de 2017
  • en Cultura

Brisa Leticia Arenas Rios

En algún tiempo fue considerada como una ciudad modelo, debido
a la forma exacta en que están trazadas sus calles, aunque debido
al crecimiento de la población, las zonas nuevas de urbanización
no poseen las mismas características que tienen las vías
céntricas.

El municipio está integrado por una cabecera (Apizaco) y siete
comunidades o presidencias auxiliares (Cerrito de Guadalupe,
Guadalupe Texcalac, Morelos, Santa Anita Huiloac, San Isidro
Apizaquito, San Luis Apizaquito y Santa María Texcalac).

La presencia humana en Apizaco se remonta a los albores de la
civilización, pues se han encontrado vestigios de cazadores
nómadas que datan de 10,000 a 12,000 años atrás.

Los inicios de la Ciudad de Apizaco fueron aproximadamente en el
año de 1866, como un campamento ferrocarrilero, ya que en esos
tiempos se empezaron a colocar las vías del tren en la ruta Ciudad
de México a Veracruz, por lo que varias personas del campamento se
empezaron a establecer en ese lugar, formando así esta bella
ciudad llena de historia.

Durante la Revolución Mexicana, para ser más exactos el 8 de
mayo del año 1920, un convoy de civiles y militares se detuvo en
esta ciudad, descendiendo el entonces Presidente Venustiano
Carranza, quien junto con varios generales pasó revista a cerca de
tres mil hombres leales.

El convoy había salido y pretendía llegar al puerto de
Veracruz, días más tarde el Presidente Carranza fue asesinado en
San Antonio Tlaxcalantongo, Puebla, por fuerzas del general Rodolfo
Herrero.

Dejando atrás la historia, le mencionaré de algunos atractivos
turísticos que tiene esta ciudad ferrocarrilera: la fiesta brava
es una tradición en Apizaco y sus alrededores, dada la gran
cantidad de ganaderías que se encuentran en el estado. Ha sido muy
importante en la aportación de toreros como Rafael Ortega, Rodolfo
Rodríguez “El Pana”, José Luis Angelino y una innumerable
lista de novilleros; la plaza de toros se ha engalanado con toreros
y rejoneadores con reconocimiento a nivel internacional como Eloy
Cavazos y Pablo Hermoso de Mendoza.

Otra atracción es la locomotora de vapor 212, conocida como
“La Maquinita”, que se encuentra instalada en la glorieta de la
Calle 16 de Septiembre; fue una donación de la empresa
Ferrocarriles de México para ser el monumento emblemático de la
ciudad.

Además de ser un pueblo ferrocarrilero, Apizaco tiene muchas
tradiciones y una de ellas es su Feria Apizaco 2017, que se lleva a
cabo del 1º. y hasta el 18 de marzo, en ella encontrará eventos
taurinos, expo comercial y ganadera, bailes populares, el teatro
del pueblo, torneos deportivos, actividades religiosas y danzas
populares.

No se pierda la máxima fiesta de esta región, disfrute con
toda la familia, ya que esta ciudad se viste de gala para recibirlo
con los brazos abiertos.

¿Cómo llegar?

Línea de autobús: Atah.

Terminal: TAPO.

Precio: $144.00.

Precios sujetos a cambio sin previo aviso.